CSIF reclama a García-Page una amplia oferta de empleo público, mejora salarial y retomar el debate sobre las 35 horas
Los presidentes nacional y autonómico de CSIF se reúnen con García-Page para impulsar los acuerdos sobre Función Pública de la Conferencia de Presidentes
19 de Enero de 2017

El presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, ha recibido esta tarde en el Palacio de Fuensalida de Toledo a Miguel Borra y Julio Retamosa, presidentes nacional y autonómico de CSIF, respectivamente.

Esta reunión se enmarca en una ronda de contactos autonómicos iniciada por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), para unir fuerzas que hagan mover ficha al Gobierno de cara a la mejora de las condiciones laborales de los empleados públicos en el presente ejercicio.

La reunión se produce tras la VI Conferencia de Presidentes celebrada el pasado martes en la que se planteó el fin de la tasa de reposición, una demanda de CSIF para reforzar las plantillas más allá de las jubilaciones. Así, el sindicato toma la palabra dada la semana pasada por el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, para impulsar esta reivindicación, en Mesa General de las Administraciones Públicas.

CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, presentó sus propuestas a Page que pasan, además del refuerzo de las plantillas, por una mejora salarial (que acabe con la reducción del 3 por ciento) y retomar el debate para implantar las 35 horas, recuperadas recientemente por la Junta de Andalucía y que previsiblemente se aplicarán también en Extremadura.

CSIF afronta esta reunión haciendo hincapié en que la labor radica única y exclusivamente en la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores y la recuperación de los derechos recortados independientemente del Gobierno que presida la Junta de Comunidades.

En este sentido, CSIF ha recordado a García-Page los problemas por los que atraviesa el sector público en la región y ofrecía nuevamente su apoyo para trabajar de forma conjunta en la recuperación. Concretamente, hay 13.454 empleados públicos menos que en 2010, lo que significa que en Castilla-La Mancha se han perdido más de seis puestos de trabajo al día en los últimos seis años y además se registran altas tasas de temporalidad (20-25%).

El sindicato ha solicitado a Page que continúe con la interpelación ante el Gobierno de España para reducir el porcentaje de interinidad en los servicios públicos esenciales, singularmente en Educación y en Sanidad, tal y como se recogía en el Acuerdo de la Conferencia de Presidentes, y que en su competencia como presidente de la Junta de Comunidades respalde una Oferta de Empleo Público amplia y efectiva.

Entre otros temas tratados, CSIF expuso las promesas electorales que continúan incumplidas, tales como la reducción salarial del 3% para los empleados públicos que convierte a este colectivo en el peor tratado de todo el Estado. Asimismo, el sindicato ofreció alternativas para hacer efectiva la jornada laboral de 35 horas.

También hubo espacio para tratar la situación del personal docente no universitario con la demanda de CSIF de que los interinos tengan contrato durante julio y agosto desde julio de 2017, y no posponerlo hasta el curso 2018-2019, así como la convocatoria de oposiciones al cuerpo de Maestros en el presente año, que CSIF considera que perjudicaría a Castilla-La Mancha debido a las pocas plazas ofertadas y porque no se celebrarán en Andalucía produciéndose de esta forma un 'efecto llamada'.

En ámbito sanitario, se trató la mejora la prestación de servicios con la contratación de personal, acabar con la paralización de la carrera profesional y poner fin a las elevadas tasas de precariedad en los contratos firmados.

Pero CSIF también recordó su compromiso firme con todos los ciudadanos y con el fomento de las condiciones laborales y sociales. En este sentido, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo en Castilla-La Mancha se situó en 198.299 en diciembre; el sindicato considera que siempre es un dato positivo que baje el empleo, pero recordó a Emiliano García-Page que hasta el 94,7 por ciento de los contratos son temporales.

Además, el salario medio es 174 euros menos que la media nacional y, según diversos informes, los desempleados necesitan 18,3 meses para encontrar empleo. En este sentido, CSIF recalca la existencia de un sistema laboral muy precario y en el que crecen las desigualdades, aumentando el riesgo de pobreza.