CSI·F pide a los partidos de C-LM que sean consecuentes con el voto de los empleados públicos
10 de Junio de 2015
  • El sindicato les recuerda que en las pasadas elecciones 90.000 empleados públicos y sus familias han dicho “basta” a años de recortes
  • En Castilla-La Mancha habrá presumiblemente cambio de Gobierno porque se volvió la espalda a empleados y servicios públicos
  • Terminar con la rebaja salarial del 3%, recuperar poder adquisitivo, eliminar las reducciones por baja laboral, recobrar los días de asuntos particulares y la jornada de 35 horas semanales son las claves de sus demandas

Para CSI·F, los empleados públicos "han hablado" en las elecciones autonómicas y municipales y han hecho un llamamiento a "los partidos emergentes -Podemos y Ciudadanos- y tradicionales -PP y PSOE- para que contribuyan a una salida de la crisis a través del consenso.
En CSI-F apostamos inequívocamente por la Función Pública y hemos manifestado reiteradamente a lo largo de esta legislatura nuestra postura contraria a las políticas de merma de la calidad de servicios públicos fundamentales y de las condiciones laborales de los empleados públicos; consideramos que no se puede cargar el coste de las crisis siempre sobre los mismos.

En nuestro colectivo quedará el mal recuerdo de tantas mermas laborales, hechas desde el menosprecio a la negociación sindical. Por lo tanto, desde CSI·F queremos que en las negociaciones para la configuración de los Gobiernos y en los discursos de investidura se hable de lo que quieren hacer con los empleados públicos

CSI·F quiere que se abran las mesas de negociación y argumenta que mientras que en el sector privado ya se contemplan las subidas salariales, los funcionarios siguen con los sueldos congelados y con un 75 % de paga extra por cobrar.

En CSI-F no nos ocupamos ni preocupamos de que el gobierno sea de un partido u otro pero sí de que garantice la dignidad de los trabajadores y la calidad de los servicios públicos. Expresaremos al nuevo gobierno que se constituya nuestra reivindicación de que los empleados públicos recuperemos lo nuestro, para ayudar a configurar servicios públicos de calidad, como demanda y merece la ciudadanía.

Nuestra reivindicación fundamentalmente ha sido, y será ante cualquier gobierno, terminar con la rebaja salarial del 3%, recuperar poder adquisitivo, eliminar las reducciones por baja laboral, recobrar los días de asuntos particulares y la jornada de 35 horas semanales son las claves de las demandas de los 90.000 empleados públicos de la administración autonómica y local en Castilla-La Mancha.