CSI·F exige a los partidos políticos la recuperación de las condiciones salariales y laborales de los empleados públicos
08 de Mayo de 2015

En el inicio de la campaña electoral

Castilla-La Mancha ha sido la región más afectada por los recortes lo que nos ha llevado a un hartazgo general y a una movilización continua. Sólo los Tribunales de Justicia han logrado poner freno a medidas injustas y discriminatorias que nos han convertido en los primeros paganos de la crisis

CSI·F, sindicato más representativo en las administraciones públicas, presenta a los partidos políticos las demandas básicas de los empleados públicos tras años de durísimos recortes que han reducido un 30% su poder adquisitivo y han mermado de forma radical sus condiciones laborales.
El sindicato demanda, en primer lugar, una recuperación retributiva que pase por mejorar el poder adquisitivo, recibir de forma completa la paga extra retirada y, en el caso de la JCCM, acabar con la Tasa Cospedal del 3%, ignominiosa medida de rebaja salarial que nos sigue colocando como los empleados públicos peor tratados de España.
Dentro de las mejoras de las condiciones laborales, las medidas urgentes y necesarias para CSI·F son eliminar las reducciones por baja laboral, recuperar días de asuntos particulares y por antigüedad, y la vuelta a la jornada laboral de 35 horas semanales. Los programas de Acción Social deben retomar también su vigencia y tienen que desbloquearse o implementarse las carreras profesionales de los distintos sectores de la administración.
Para CSI·F, recuperar el empleo público es un objetivo fundamental después de muchos años con tasa de reposición 0, disminución radical de plantillas y despidos masivos de interinos. Debemos volver a tasas de reposición al 100% y Ofertas de Empleo Público razonables que permitan servicios públicos de calidad y que incluyan, para los trabajadores, la promoción interna y los concursos de traslados.
CSI·F señala que hay que mejorar las ratios en enseñanza y acabar con las Cospehoras de Sanidad. El sindicato indica que todos los ciudadanos y, en especial, la educación, la sanidad y la protección social, serán los primeros beneficiados por la adopción de estas medidas sobre los empleados públicos.
Por último, después de años de ninguneo y maltrato al colectivo, CSI·F recuerda a los partidos políticos que hay más de 2 millones de empleados públicos en España y que votan, tanto ellos como sus familias.
Se adjunta cartel de la campaña “Demandas de CSI·F a los partidos políticos para todos los empleados públicos”.
8 de mayo de 2015

Ficheros Adjuntos: