CSI·F pide a la JCCM 4 días de ausencia por enfermedad o accidente sin deducción de retribuciones
29 de Abril de 2015

En consonancia con la normativa que tiene la Administración del Estado

Los empleados públicos de la JCCM tienen verdaderos problemas, económicos y de tiempo, cuando aparece la enfermedad en sus familias.

CSI·F quiere igualdad de trato para los empleados públicos en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, ya que sufren una de las peores normativas de las Administraciones Públicas españolas, tanto autonómicas como estatales, y que se permita la posibilidad a los empleados públicos de sobrellevar la enfermedad sin tener que afrontar, además, una sangría económica.


CSI·F quiere que a los empleados públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no les sea de aplicación el descuento en nómina de cuatro días de ausencias a lo largo del año natural, de las cuales sólo tres podrán tener lugar en días consecutivos, siempre que estén motivadas en enfermedad o accidente, y no den lugar a incapacidad temporal.

Esta medida se aplica ya hace más de dos años en la Administración del Estado y, por supuesto, exige la justificación de la ausencia en los términos establecidos en las normas reguladoras de la jornada y el horario de aplicación en cada ámbito.

CSI·F señala que funcionarios, laborales y estatutarios ya sufren en la Junta de Comunidades una de las más restrictivas normativas también en el caso de incapacidad temporal y que el Gobierno de Cospedal se negó a aprobar, al contrario de lo que hicieron en otras comunidades como Extremadura, un catálogo de enfermedades y lesiones graves que, durante la duración de la incapacidad temporal, diera lugar a la aplicación de un complemento por la cuantía necesaria hasta alcanzar el cien por cien de las retribuciones.

Por último, CSI·F pide superar los recortes y volver en todos estos asuntos relacionados con la enfermedad y la incapacidad temporal a la situación previa a la aplicación del Real Decreto-Ley de 20/2012.