Las Administraciones Públicas pretenden cubrir el déficit de personal con empleo precario y contratos inferiores a un año
23 de Abril de 2015


- CSIF pide al Gobierno que dé estabilidad al empleo para reforzar los servicios públicos que requieren nuestros ciudadanos


La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, valora de manera positiva, como no puede ser de otra manera, el descenso en el número de parados publicado hoy, porque se alivia la situación de dificultad de muchas familias.

No obstante, CSIF pide al Gobierno que no haga una lectura triunfalista. No podemos estar satisfechos hasta que no se consolide con claridad una tendencia positiva y estructural en la creación de empleo de calidad, acorde a las necesidades de nuestro país.

En lo que se refiere al sector público, si bien la ocupación aumenta en 25.300 personas este, arrastramos un déficit de 349.900 puestos de trabajo perdidos desde finales de 2011, cuando empezó la sangría en nuestras administraciones públicas como consecuencia de los ajustes del Gobierno.

Por tanto, este tímido crecimiento en el empleo público no palia la tremenda destrucción de tejido humano que se ha producido durante estos años. La sociedad no se puede permitir prescindir en tiempos de crisis del personal que mantiene nuestros servicios, como la sanidad, servicios sociales, la educación, personal administrativo (sin ir más lejos en las oficinas de empleo) o en nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Además, se da la circunstancia de que nuestras administraciones públicas están aumentando la ocupación con empleo temporal y precario. En total, hay un total de 622.500 ocupados con un contrato temporal (21 por ciento). De estos, 213.300 tienen menos de un año de duración y un 62,9 por ciento son mujeres, lo que indica también la feminización en la precariedad del empleo.

El Gobierno debe impulsar un plan de recursos humanos para reforzar las plantillas donde sea necesario y de manera estable. CSIF no acepta estas cifras de temporalidad y de precariedad en el empleo. Asimismo, reclamamos al Gobierno que amplíe la oferta de empleo público y a las comunidades autónomas que apliquen al máximo la tasa de reposición que les permite el Ejecutivo (hasta el 50 por ciento, dependiendo del sector).