CSI·F denuncia que los altos cargos de la Administración del Estado esquivan los recortes salariales
10 de Marzo de 2015

Mientras funcionarios y laborales sufren 5 años de brutales recortes

El sindicato independiente critica que cuando la masa salarial se reducía a nivel general en un 11’2% entre 2010 y 2015, la de la alta dirección se incrementaba en un 37’60%. CSI·F destaca que el reparto de los ajustes en los sueldos ha sido tremendamente desigual

CSI·F denuncia que la Administración General del Estado ha perdido 69.000 efectivos entre 2010 y 2015, y que la masa salarial que se destina a pagar sus retribuciones se ha visto reducida en 546 millones en términos absolutos, un 11,2% menos.
El sindicato independiente señala que los recortes a los empleados públicos empezaron en mayo de 2010 cuando Zapatero aprobó una rebaja media del 5% en sus retribuciones, continuó con le retirada de la extra de 2012 de Rajoy, todo ello aderezado con ajustes permanentes como la supresión de la tasa de reposición y la congelación de sus salarios.
CSI·F indica que el reparto de los ajustes en los sueldos ha sido tremendamente desigual. Sólo hace falta ver que la alta dirección ha logrado esquivar los recortes de salarios en esos cinco años. Entre 2010 y 2015, la masa salarial para pagar a la alta dirección ha pasado de 822.779 euros a 1,3 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 37,60%. Sólo en el último ejercicio el importe de las retribuciones de los empleados públicos (523.137 trabajadores) retrocedió un 3% y la de los directivos (447 personas) escaló un 5,6%.
También ha sido desigual el reparto en el ajuste de plantillas según fueran altos cargos o resto de categorías (funcionarios, laborales fijos, laborales eventuales o personal vario). Del año 2014 al 2015 ha habido retroceso de personal en todas las categorías (10.630 trabajadores de los cuales 8.005 eran funcionarios) excepto en el caso de los altos cargos, habiéndose pasado de 443 efectivos a 447, con un incremento del 0,9%.
CSI·F destaca, asimismo, la incesante contratación de interinos en servicios tan sensibles en la actual coyuntura de crisis, como son el Servicio Público de Empleo Estatal y el Fondo de Garantía Salarial, lo que pone de manifiesto la perentoria necesidad de ampliar las relaciones de puestos de trabajo de estos organismos, en aras de atender las acuciantes necesidades de los colectivos que atienden.