CSI·F defiende y destaca la labor de los empleados públicos de las Oficinas Comarcales Agrarias
05 de Febrero de 2015

El sindicato independiente señala que Veterinarios, Ingenieros Técnicos, Agentes Medioambientales, Administrativos, Auxiliares y Encargados Agrarios, entre otros, realizan una labor encomiable con plantillas muy mermadas producto de varios años de jubilaciones, amortización de plazas y no cobertura de vacantes.

CSI·F indica que esta situación repercute tanto las pequeñas oficinas del ámbito rural repartidas por toda la región, como en las ubicadas en los grandes centros de las Administraciones Públicas, tipo Consejerías o Delegaciones provinciales, radicadas en las capitales de provincia.

El sindicato señala que junto a las labores normales de tramitación, control, inspección, etc., se ha multiplicado en los últimos tiempos el trabajo en temas ganaderos y agrarios ante la aparición de epizootías como la Lengua Azul, el incremento de expedientes en permisos de arranque y replantación de viñedo o de las inspecciones de campo por las primas agrícolas y ganaderas relacionadas con la Política Agrícola Común.

Además, CSI·F señala que al desaparecer los convenios con empresas como TRAGSA o SEICAMAN, las labores que estas realizaban (saneamientos ganaderos, control de la tuberculosis, inspecciones de vehículos de transporte, etc.) recaen también ahora en los profesionales de los servicios veterinarios y agrarios oficiales de la Junta de Comunidades.

No obstante la brutal política de recortes económicos y laborales que están sufriendo los empleados públicos de la JCCM (retirada salarial del 3%, desaparición Extra, aumento de jornada), los expedientes salen con agilidad y eficacia gracias al trabajo y la responsabilidad de unos funcionarios y laborales implicados en su labor diaria y en el servicio fundamental que prestan a ganaderos y agricultores de toda Castilla-La Mancha.