Concentración de delegados el jueves 18 en Toledo: CSI·F contra el Presupuesto C-LM 2015
15 de Diciembre de 2014
  • El mantenimiento de la rebaja salarial autonómica del 3% terminaría de hundir a uno de los colectivos más castigados por la crisis
  • Cospedal incumpliría su promesa de que los Presupuestos “comenzarán a devolver a los ciudadanos el esfuerzo realizado”

La protesta coincide con el Pleno de las Cortes en el que se votará el Presupuesto de Castilla-La Mancha para 2015. El sindicato independiente afirma que volver a maltratar salarialmente a más de 70.000 familias en Castilla-La Mancha terminará de dar la puntilla al comercio y al consumo en nuestras ciudades

Delegados del sindicato CSI·F se concentrarán en Toledo, frente a la Consejería de Hacienda, el próximo jueves día 18 de diciembre, en protesta por el borrador de unos Presupuestos que, entre otras medidas perniciosas para los trabajadores de la JCCM, mantienen por cuarto año consecutivo la Tasa Cospedal del 3%.
Para CSI·F se trata de una rebaja salarial autonómica, única en las Administraciones Públicas españolas, que Cospedal añade año tras año a los recortes retributivos y congelaciones salariales de los distintos gobiernos nacionales, colocándonos a los empleados públicos de la JCCM con una pérdida de poder adquisitivo superior al 30%.
El sindicato señala que, una vez más, el gobierno de la JCCM quiere cuadrar sus malas cifras de déficit utilizando, no el sueldazo de sus altos cargos ni lo que cuesta mantener organismos ineficaces y de propaganda, sino el salario de 70.000 profesionales de la sanidad, la enseñanza y la administración.
CSI·F indica que también el comercio, los autónomos y los pequeños empresarios se verían perjudicados por una medida que contraería el consumo en unas ciudades configuradas fundamentalmente en torno al sector terciario.
Por eso, CSI·F pide a Cospedal que cumpla su promesa de fin en el 2015 de los sacrificios excesivos de los castellanomanchegos y recuerda al PP de la región que en las pasadas elecciones autonómicas se vanagloriaba de ser “el único que puede asegurar el sueldo de los empleados públicos”.
Por último, CSI·F señala que el déficit de Castilla-La Mancha hubiera estado más ajustado si la JCCM no hubiera que tenido que desembolsar muchos millones de euros fruto de decisiones prepotentes, torpes e injustas que los tribunales han tenido que terminar siempre corrigiendo.

Ver Galería