3.691 parados más en Castilla –La Mancha. Un dato negativo y preocupante.
03 de Diciembre de 2013

Esta subida del desempleo nos sitúa en los 258.725 parados, una cifra que consideramos inasumible. En términos porcentuales supone un aumento del 1,45% en el mes de Noviembre. Desde CSI-F consideramos que esta cantidad es excesiva y lastra el despegue económico de nuestra Comunidad; no es posible caminar por la senda del desarrollo con este lastre social y económico, que nos lleva al incremento de pobreza y precariedad. El aumento del paro en Castilla –La Mancha es un dato negativo y preocupante.

A nivel nacional hay 2.475 desempleados menos, un dato positivo pero discreto, un disminución porcentual del 0.05%, que lo que supone de 4.808.908 parados en España. Desde la Secretaría de Estado de Empleo, consideran que las reformas emprendidas ayudarán al crecimiento de la economía, lo permita empleo estable y de calidad.



Consideramos que con la disminución de retribuciones y recortes de puestos de trabajo, disminuye el consumo y, por ende, la producción y los puestos de trabajo; mientras no se superen estos datos de desempleo el despegue económico, el desarrollo, no se produce; el fundamental dato para salir de esta crisis ha de ser llegar a unas cifras razonables y aceptables de desempleo.

En Castilla –La Mancha, entre las Comunidades con datos negativos, nos muestran la dura realidad, después del espejismo de la mejora del empleo por las contrataciones temporales para la vendimia, excepcional en esta Campaña; nuestra Región no puede soportar estos datos. El Gobierno Regional, con la presidenta a la cabeza, se ha de implicar totalmente en este tema, que consideramos prioritario para el futuro de Castilla –La Mancha; no podemos seguir soportando esta sangría de la pérdida de puestos de trabajo.

Referente al empleo público en la Junta de Comunidades, no se recuperan los puestos suprimidos, no se ven indicios de desandar lo retrocedido, mientras que se mantienen las empresas públicas, entidades y los puestos de confianza política; es injusto que los recortes siempre sean a quiénes han accedido por los procedimientos reglamentarios y se preserve a quiénes han pasado por la puerta de la afinidad y el amiguismo. La supresión de puestos de trabajo en las Administraciones supone una merma en los servicios públicos y en el estado de bienestar y un empobrecimiento de los castellanomanchegos, que no merecemos este camino de pobreza y precariedad. El Sector Público, con 300.000 supresiones, es el colectivo que arrastra mayor pérdida de puestos de trabajo en España.

Comité Ejecutivo de CSI·F/ Castilla–La Mancha.

Ver Galería