CSI·F pide mejorar la incapacidad temporal para los empleados públicos de la JCCM
27 de Noviembre de 2013

Espera impedir que tamaña infamia se mantenga en 2014

> El sindicato independiente ha recogido en poco tiempo cerca de 2.700 firmas para cambiar una regulación que lleva dos años maltratando a miles de trabajadores de la Administración regional

> Ha pedido a la Defensora del Pueblo que interponga recurso de Inconstitucionalidad por suponer una discriminación que vulnera los principios de igualdad de los artículos 14 y 41 de la Constitución Española

> Cientos de empleados públicos responden a la campaña de CSI·F y han reenviado correos a los grupos parlamentarios del PP y del PSOE en las Cortes de Toledo exigiendo una modificación inmediata de la normativa sobre IT

El sindicato informa que, a día de hoy, el Proyecto de Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de Castilla-La Mancha para 2014 siguen sin recoger ninguna modificación sobre la peor normativa de toda España en casos de incapacidad temporal por enfermedad común.

CSI·F señala que, al contrario de lo que ocurre en el resto de Comunidades Autónomas y Ministerios, a los empleados públicos de la JCCM les van a seguir quitando el 100% de su salario los tres primeros días de enfermedad. De manera escandalosa y única en España, también se nos continuará descontando en casos de procesos oncológicos, infartos, enfermedades graves, exploraciones diagnósticas invasivas, etc.

Ni tan siquiera está recogido que el complemento alcance el 100% de las retribuciones en caso de intervención quirúrgica u hospitalización como reconocen los Tribunales que están reiteradamente dando la razón a los trabajadores. Para CSI·F, una vez más, pareciera que la JCCM quiere judicializar las relaciones laborales de sus trabajadores.

CSI·F considera que todavía estamos a tiempo de evitar la consumación de esta infamia vía Presupuestos de Castilla-La Mancha o a través de la Ley de Acompañamiento. CSI·F, que ya les presentó propuestas a los grupos parlamentarios, vuelve a pedir a PP y PSOE que acaben con este maltrato continuado y vejatorio para más de 70.000 funcionarios, laborales y estatutarios de la JCCM.

CSI·F está convencido que el Gobierno regional terminará reconociendo que no se puede mantener esta discriminación con respecto a los empleados públicos de otras administraciones españolas y, mucho menos, con los del mutualismo administrativo de la propia administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

27 de noviembre de 2013