CSI-F pide a los grupos parlamentarios que promuevan la devolución de la extra y los ‘moscosos’
21 de Noviembre de 2013

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato más representativo en las administraciones públicas, inició ayer una ronda de contactos con los diferentes grupos parlamentarios para que promuevan, a través de diferentes iniciativas, la devolución por parte del Gobierno de la paga extra de navidad eliminada en 2012 y los días de libre disposición.


En lo que se refiere a la paga extra, CSI-F y los grupos parlamentarios abordaron los múltiples pronunciamientos judiciales que se están produciendo en el conjunto del Estado condenando a las administraciones a devolver, al menos, la paga extra que había sido devengada cuando entró en vigor el decreto de recortes. La más reciente se produjo la semana pasada en un juzgado de lo Contencioso Administrativo de Sevilla y obligó a la Administración, por primera vez, a devolver la paga extra íntegra a un funcionario de justicia representado por CSI-F.
Los grupos parlamentarios comparten la demanda de CSI-F y coinciden en la necesidad de que el Gobierno asuma su responsabilidad y devuelva a los trabajadores de las administraciones estas cuantías, sin esperar a que se resuelvan todas y cada una de los procedimientos judiciales, con sus correspondientes costas procesales, todos ellas a cuenta de la Administración.

CSI-F y los grupos parlamentarios también abordaron la devolución de los días de libre disposición al conjunto de los empleados públicos, especialmente tras lo ocurrido la semana pasada. El pasado viernes, el Ministerio de Justicia anuló de manera sorpresiva y con premura una instrucción por la que se devolvían tres días de libre disposición, en compensación por el incremento de las cargas de trabajo y el déficit de personal.

Esta anulación se produjo con nocturnidad (con un comunicado de prensa y sin informar formalmente a los sindicatos), dos días después de haberse promulgado y curiosamente, después de que CSI-F anunciara la devolución de los ‘moscosos’, a través de los medios de comunicación.

CSI-F entiende por tanto que esta anulación ha sido improvisada, que refleja la descoordinación de los diferentes ministerios y exige que se asuman responsabilidades al más alto nivel. Los empleados públicos merecen más respeto por parte del Gobierno, especialmente cuando el propio Ministro de Hacienda reconoció que el Ejecutivo planea devolver los ‘moscosos’.7

21 de noviembre de 2013