CSI·F obtiene sentencia en el tribunal supremo que ratifica que los gobiernos deben negociar con los sindicatos y no aplicar recortes por la vía del decreto
30 de Octubre de 2013

Se anulan medidas como jubilaciones forzosas, despidos y rebajas salariales a empleados públicos de La Rioja

El Tribunal Supremo ha ratificado una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Rioja por el que se anulan diferentes medidas adoptadas en materia de personal por el Gobierno de esta comunidad autónoma en materia de jubilaciones forzosas, amortización de plazas, traslados, rebajas salariales y cierre de centros públicos.


El auto del Supremo, del pasado 26 de septiembre, supone una importante victoria para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato más representativo en las administraciones públicas, y un aviso al resto de Gobiernos puesto que, tal y como refrenda el alto tribunal, las medidas de planificación en materia de recursos humanos deben ser objeto de negociación con los sindicatos, legítimos representantes de los trabajadores.
El gabinete jurídico de CSI-F analizará las implicaciones jurídicas de esta sentencia para defender los intereses de los trabajadores de las diferentes administraciones que, desde el comienzo de la crisis, se han visto afectados por recortes unilaterales en sus condiciones de trabajo y por extensión, la calidad de los servicios que reciben los ciudadanos.
CSI-F entiende que este auto va a marcar un antes y un después en las relaciones laborales. En concreto, el auto del Supremo refrenda una sentencia del TSJ de La Rioja, que anula el Acuerdo del Consejo de Gobierno de la Rioja de 29 de diciembre de 2011, que ha supuesto la pérdida de cientos de puestos de trabajo.
Tal y como establece la sentencia, el citado Acuerdo “debió ser objeto de negociación previa en la Mesa General de Negociación, en lugar de convocarle una vez aprobado, solamente para informar del contenido, el día anterior de su publicación en el Boletín Oficial”. El Gobierno regional recurrió ante el Tribunal Supremo que, ahora, vuelve a dar la razón a CSIF, desestimando el recurso del Gobierno de la Rioja y obligando a la Administración a pagar costas. Por lo tanto, la sentencia es firme.
El Tribunal Supremo considera que el recurso del Gobierno está mal planteado y no se cumplen los requisitos para recurrir la supuesta aplicación indebida del Estatuto Básico del Empleado Público. Tal y como recuerda CSI-F, esta norma establece de manera clara que deben negociarse con los sindicatos todas aquellas cuestiones que afectan a las condiciones de trabajo de los empleados públicos y por tanto, obviamente, los recortes.