CSI·F pide a Cospedal poner fin a la enorme destrucción de empleo público en Castilla-La Mancha
24 de Octubre de 2013

A partir de los datos de la EPA

El sindicato independiente señala que los trabajadores del sector público se han reducido un 20% en Castilla-La Mancha en los últimos dos años y constata que continúa imparable la destrucción de empleo público por parte de la JCCM. A los despidos masivos e irregulares de años anteriores, se unen ahora los provocados por la privatización de residencias universitarias y la amortización de plazas del SESCAM y de Fomento

La última Encuesta de Población Activa (EPA), relativa al tercer trimestre de 2013, refleja a nivel nacional que mientras aumenta la ocupación en el sector privado en 52.000 personas, los recortes en el sector público se han llevado 12.600 puestos de trabajo. El empleo público presenta una variación anual negativa del -5’38%.
CSI·F señala que los datos no son mejores en Castilla-La Mancha que sólo presenta 7.600 parados menos que el anterior trimestre, manteniendo 292.300 desempleados, una de las tasas de paro más altas de España con un 29’48%.
Para CSI·F, los datos confirman quelos trabajadores del sector público se han reducido en un 20% en Castilla-La Mancha entre 2011 y 2013.Se trata del porcentaje de destrucción de empleo más alto de toda España, duplicando el existente a nivel nacional que está en un 10% y afecta a 390.000 personas.
CSI·F informa que el conjunto de Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha redujeron su plantilla en más de25.500 trabajadores, una tendencia clara y continuada que refleja dos años consecutivos de enorme destrucción de empleo público. CSI·F señala que la sangría de empleo se está produciendo en las diferentes Administraciones pero, muy especialmente, en Educación, Sanidad y Administración General de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
El sindicato señala que la destrucción de empleo público se debe fundamentalmente a la amortización de plazas (empleados públicos que se jubilan sin que se cubra su puesto o plazas eliminadas de las RPT) y el despido encubierto de miles de funcionarios interinos y personal laboral temporal, muchos de los cuales, insiste CSI·F, están siendo declarados improcedentes por los Tribunales.
Además, el sindicato independiente resalta que el empleo que sigue destruyéndose ya no esno sólo temporal, sino también indefinido. Por eso, CSI-F emplaza al Gobierno de Castilla-La Mancha a poner fin a la destrucción de empleo público y a ampliar la oferta pública de empleo en los próximos presupuestos