CSI·F denuncia que se repite la reducción de la partida de Igualdad en los “presupuestos más sociales”
07 de Octubre de 2013


Un año más, el Gobierno presenta unos Presupuestos donde la partida para Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad cae un 35,6%, con 1.907,6 millones. Si no se consideran las obligaciones de ejercicios anteriores ni las aportaciones a la Seguridad Social, la bajada es del 6,6%, con 377,71 millones.


Así, el gasto público en Servicios Sociales experimenta un desplome del -36,4% (pasa de 2.844 millones a 1.809 en 2014), con especial incidencia en las ayudas a la Dependencia, que caen un -46,8% en un año, y pasan de 2.202 millones a apenas 1.172 millones.

El Gobierno ha argumentado que el recorte real en Dependencia no es sino del -0,1%, ya que en 2013 se aprobó una partida extraordinaria de más de 1.000 millones para afrontar el pago de las cotizaciones pasadas de personas a cargo de dependientes. Otra partida social que sufre un notable recorte es la de protección a las familias, que disminuye un -39%, quedándose en algo más de 1.369 millones. El gasto sanitario registra también un descenso, en este caso del -0,4%, si bien es especialmente marcado para el Ministerio de Sanidad, que recorta su gasto previsto un 35,6%.

También resulta llamativo el recorte que se produce en las ayudas contra la violencia de género, problema en el que el Gobierno parecía que quería apostar pero que finalmente reduce un 1,5%, en su partida, que se queda fijada en 21,85 millones. , Los jueces han atribuido los datos del descenso en el número de denuncias por violencia en el ámbito familiar a la crisis, y no tanto a una reducción de las agresiones.
Ante la caída que se ha producido en el número de denuncias, en el primer semestre de 2013 las denuncias han seguido cayendo, un 4,2 % respecto al mismo período (de enero a junio) de 2012, la Presidenta del Observatorio contra la violencia doméstica y de género ha manifestado que el descenso general de las denuncias no se corresponde con una caída en los actos de malos tratos, sino a la crisis: "la dependencia económica actúa como un obstáculo para que las mujeres acudan a los juzgados a denunciar, preocupadas por mantener a los hijos. A ello se suman los mensajes que reciben sobre la reducción de ayudas. Además apunta que sigue existiendo una importante bolsa oculta de maltrato.

Para CSI·F no se puede interpretar que el número de denuncias sea la consecuencia de la eliminación de la violencia de género y hay que seguir apostando por políticas que apoyen a las víctimas y que garanticen su seguridad.

Desde CSI·F nos preguntamos ¿Son estos los presupuestos más sociales de la democracia? Los presupuestos más sociales siguen reduciendo en Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Es congruente que el propio Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad manifieste que “La defensa de una sociedad con las mismas oportunidades para hombres y para mujeres, así como la lucha contra la violencia de género, se configuran como prioridades a largo plazo para el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad” y se reduzca un año más la partida presupuestaria.

Es fácil sacar conclusiones, pero esta reducción que se está produciendo año tras año en políticas de igualdad, tendrá a largo plazo unas consecuencias irreparables, y supone un paso atrás en un ideal que parece cada vez más lejano “la igualdad de oportunidades real en la sociedad española”.