Los datos del paro en Castilla –La Mancha, fuera de triunfalismos, han de ser estímulo para la creación de empleo
02 de Octubre de 2013

Los datos del paro de septiembre en Castilla –La Mancha, con 12.040 desempleados menos, han de tener, obviamente, mejor valoración que los generales de España, donde se computan 25.572 parados más. También es positivo para nuestra Región, en comparación con el global de España, el aumento de 14.097 afiliados a la Seguridad Social, respecto a agosto, mientras que en el Estado se ha producido una bajada de 22.242 cotizantes.


La provincia donde más ha bajado ha sido Ciudad Real, 5,999, seguida por Toledo, 2.882, Albacete, 2.138, Cuenca, 1.432 y en la única que sube el número de desempleados, 411, ha sido Guadalajara.

Hay que considerar una circunstancia que puede haber influido en estos datos: la vendimia, que absorbe importante mano de obra en nuestra Comunidad y así vemos que en las provincias más viticultoras, aumenta el empleo, mientras que en Guadalajara, con menor importancia de este sector, crece el desempleo. Es una circunstancia estacional, concreta, que refuerza nuestra opinión de prudencia y moderación en el optimismo.

Este descenso del número de desempleados, 4,80% respecto a agosto, deja la cifra de parados en Castilla –La Mancha en 238.590 personas; un dato preocupante y desproporcionado, que no permite triunfalismos aunque podemos decir que Castilla –La Mancha, con el porcentaje de parados más alto que el general de España, da un paso para mejorar esta comparativa, y esto ha de ser estímulo para generar empleo; estemos atentos a la evolución en los próximos meses con la esperanza de que se vaya por el camino de la creación de empleo.

En España, 25.572 empleos perdidos en septiembre, 0,54% sobre las cifras de agosto, no es bueno aunque esté siendo valorado positivamente por fuentes gubernamentales por ser el mejor dato en septiembre desde 2007. Justifican su optimista valoración diciendo que en 2012 subió 3 veces más, 79.645 personas.

Es un mal dato porque, aunque septiembre siempre sea un mal mes para el empleo, viene a cambiar el ciclo de 6 meses consecutivos de caída, dejando 4.724.355 desempleados, con un repunte de 26.862 mujeres (+1,1%). En estas graves circunstancias, la pérdida de un solo empleo, es un mal dato, justificaciones aparte.

Hemos de tener en cuenta circunstancias muy preocupantes tales como la desmotivación de jóvenes que, decepcionados, ni buscan empleo y, por tanto, no engrosan estas fatídicas listas, así como los que emigran por este motivo; ¿qué futuro nos espera si nuestros jóvenes mejor preparados tienen que desarrollar su vida laboral en otros países?.

También, a la hora de hacer valoraciones, hemos de que considerar que cuantos menos empleados vayan quedando, menos pueden aumentar las cifras de desempleados, así que no vienen a cuento los triunfalismos con datos globales tan preocupantes e inasumibles.

Es tarea prioritaria de los gobiernos vencer esta lacra del paro y no se saldrá de la situación de crisis sin crear empleo y para ello habría que reactivar el consumo y la congelación o bajada de salarios y pensiones, cargando los costes de la crisis siempre sobre los mismos, no es el mejor camino para animar el consumo.

Comité Ejecutivo de CSI-F/ Castilla –La Mancha.