CSI·F manifiesta su más absoluto rechazo a la nueva congelación salarial de los empleados públicos
27 de Septiembre de 2013

El sindicato independiente intensificará las protestas a nivel sectorial y convoca huelga en la Enseñanza

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios(CSI-F) manifiesta su más absoluto rechazo a la nueva congelación salarial que contemplan los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.A CSI-F le parece insuficiente el anuncio de que no vayan a tocar las pagas extras. No puede considerarse noticia el hecho de que el Ejecutivo vaya a respetar un derecho adquirido y devengado mes a mes por los empleados públicos con su labor diaria.


CSI-F igualmente, advierte de que lanueva congelación de la Oferta Pública de Empleo tendrá efectos muy negativos, dado que se elevará la carga de trabajo (especialmente en sectores sensibles como el SEPE, Prisiones, la sanidad o la enseñanza) y por extensión se agravará el deterioro de los servicios públicos que reciben los ciudadanos. Si el Gobierno no aumenta la tasa de reposición, las administraciones se verán abocadas a corto medio plazo al colapso o a la privatización.
Para CSI-F, sindicato más representativo en las administraciones públicas, lamentablemente, los presupuestos del Gobierno no suponen ninguna sorpresa dado el talante demostrado por el Ejecutivo en los últimos meses y la ausencia de negociación.
Pero no por esa circunstancia dejan de ser menos injustos, puesto que ya van más de cinco años de congelaciones consecutivas (más del 30 por ciento de pérdida de poder adquisitivo), a los que se suman la pérdida de más de 300.000 empleos y el deterioro generalizado de las condiciones laborales, con los recortes de sobra conocidos (pérdida de días de libre disposición, descuentos en la nómina por baja médica, retirada injusta de una paga extra, ayudas sociales, recortes en las mutuas sanitarias, entre otros).
Los empleados públicos fueron uno de los primeros colectivos en sufrir los efectos de la crisis, con el decreto de Zapatero de 2010, y no vamos a consentir que sean los últimos en salir de ella. Por tanto, es tiempo de trabajar para poner las bases de la recuperación de los derechos perdidos, empezando por habilitar un crédito extraordinario en los PGE para devolver, por lo menos, la paga extra devengada que ya están concediendo los tribunales.
El Gobierno ha de asumir que para salir de la crisis debe apoyarse también sobre el motor de las Administraciones públicas y abordar cuestiones como:
- El desarrollo de un plan de recursos humanos y provisión de plazas que evite el colapso de la Administración.
- La creación de puestos de trabajo de calidad, con criterios de gestión eficiente y calidad en los servicios públicos.
- El desarrollo de una carrera profesional y un sistema de evaluación del desempeño que genere motivación en los empleados públicos.