CSI-F interpondrá un conflicto colectivo contra el aumento de jornada al personal laboral de Castilla La Mancha
20 de Abril de 2012

En la Comisión Paritaria celebrada esta mañana

El Sindicato CSI.F en Castilla-La Mancha ante el desacuerdo surgido en la negociación de los calendarios laborales ha decidido que pondrá en manos de su servicio jurídico la interposición de un conflicto colectivo contra el aumento de 2,5 horas semanales al personal laboral de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha tras la reunión celebrada de la Comisión Paritaria del VI Convenio Colectivo esta mañana.


El sector autonómico de CSI.F en Castilla-La Mancha interpondrá un conflicto colectivo para defender a los trabajadores, y en contra de la decisión del aumento de jornada laboral contra el personal laboral de la administración regional.
El sindicato CSI.F, ante el desacuerdo surgido entre la parte social y la administración en el seno de la Comisión paritaria del VI Convenio Colectivo planteará la interposición de un conflicto colectivo contra la implantación de la jornada laboral de 37,5 horas semanales para el personal laboral de la Junta de Comunidades.
En su argumentación se destaca que esa decisión entra en colisión directa con los artículos 47 y 52 del actual y vigente VI Convenio Colectivo, que establece dicha jornada en 35 horas semanales, así como los descansos semanales.
La demanda se presentará ante las instancias judiciales correspondientes frente a la decisión adoptada por la administración, de forma totalmente unilateral y NO consensuada con los representantes de los trabajadores para proceder a la alteración del régimen jurídico de la jornada de trabajo.
Las razones para que se interponga el conflicto colectivo se justifica por que la decisión adoptada por el Ejecutivo Autonómicomodifica el convenio colectivo de los trabajadores regionales y eso es ilegal si nos atenemos a derecho, ya que una de las partes no puede alterar su contenido.
La resolución del conflicto decidirá si los Convenios Colectivos sirven para algo o se quedan en papel mojado, para que cualquier administración pueda vulnerarlos a su antojo.
CSI.F quiere dejar muy claro que no cejará en su obligación de defender los derechos laborales del conjunto de los trabajadores, ya sea en los órganos administrativos correspondientes o en los tribunales, pues nunca admitirá que se vulneren las conquistas conseguidas en los últimos años y que se ninguneen la negociación y el diálogo, algo a lo que desde el sindicato independiente se viene insistiendo permanentemente.