30-11-2011. CSI-F solicita a Cospedal que elimine la partida presupuestaria para antiguos altos cargos
30 de Noviembre de 2011

De cara a la elaboración de los Presupuestos Generales del 2012

Desde el sector autonómico de CSI.F se asiste con preocupación a la elaboración del Presupuesto General de la Comunidad Autónoma para el ejercicio de 2012, pues teme que las medidas de austeridad que en él se reflejen perjudiquen directamente a los trabajadores. Por ello, y en virtud del principio de solidaridad, solicita de la Presidenta regional que elimine la partida de complementos a altos cargos.


En los momentos de crisis por lo que atravesamos resulta de difícil justificación que aquellos funcionarios que hayan ocupado altos cargos por un determinado espacio de tiempo sigan cobrando complementos cuando vuelven a sus puestos de trabajo. La consideración de mantener esa medida en los Presupuestos de Castilla La Mancha será interpretado por CSI.F como una falta a las promesas realizadas, muchas de ellas recogidas en el Plan de Garantías de los Servicios Sociales Básicos de Castilla-La Mancha, anunciado a bombo y platillo por la presidenta regional.
CSI.F considera fundamental abordar esta medida con valentía y determinación, para que no vuelvan a repetirse situaciones incómodas y claramente injustas entre empleados públicos que realizan el mismo trabajo.
La austeridad que tanto se pregona y que queda de manifiesto con la eliminación de algunas empresas públicas y fundaciones, que en opinión del sindicato deberían ser muchas más, reducción de personal contratado, interinos, o la denuncia del despilfarro en coches oficiales, entre otras medidas paralelas, debe tener su traducción en el capítulo uno de los presupuestos, zanjando, de una vez por todas, los privilegios de aquellos que ocupan u ocuparon puestos de alto cargo.
El PSOE en las pasadas legislaturas alentó este tipo de actuaciones, discriminatorias y arbitrarias, y no sería de recibo que ahora el gobierno de Cospedal mantenga unos complementos que no se sostienen cuando al resto de plantilla se les ha exigido grandes esfuerzos en sus nóminas y a la espera de lo que pueda suceder en los próximos meses.
La opinión pública no entendería que no se tomen medidas en este aspecto, pues al final, en el caso de mirar para otro lado, estaríamos hablando de los mismos comportamientos e idénticas ventajas para los de siempre, que presentan un curriculum basado en los méritos políticos, en claro detrimento del resto de empleados públicos.
CSI.F confía en que el nuevo gobierno cumpla su palabra y regule una situación anómala, ilícita e inaceptable para los trabajadores y para el sindicato mayoritario que los representa. Por esa razón, CSI.F vigilará que se cumpla con lo que la realidad económica y social demanda a gritos en todas las administraciones.-