CSIF denuncia que tener parado uno de los aceleradores por falta de personal cuesta 300.000 euros al año al Hospital Provincial
El sindicato señala que el gasto por cada paciente que se deriva a Valencia roza los 8.000 euros y reclama “más medios” para activar el aparato de braquiterapia de alta tasa, que lleva un año sin dar servicio
04 de Noviembre de 2021
CSIF Hospital Provincial Castellón

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha denunciado que la paralización, por falta de personal, de uno de los tres aceleradores lineales de que dispone el Hospital Provincial de Castellón para tratamientos de radiocirugía supone para el Consorcio un gasto anual cercano a los 300.000 euros.

Desde el sindicato han explicado que, “en estos momentos, debido a la escasez de plantilla, solo funcionan de manera simultánea dos de los tres aceleradores, lo que hace que el Consorcio tenga que derivar a Valencia a entre 3 y 4 pacientes cada mes para que puedan recibir tratamiento en centros privados, lo que está suponiendo un coste de cerca de 8.000 euros por cada persona afectada”.

Unos fondos que, según CSIF, “podrían destinarse a la contratación de más personal para reforzar un servicio que actualmente cuenta con 7 médicos y 2 acúmulos de tareas, cuando para cubrir este servicio con garantías harían falta 11 profesionales médicos y 2 enfermeros más”.

A su vez, desde la central sindical también han reclamado “más medios” para activar el aparato de braquiterapia de alta tasa que, al igual que uno de los tres aceleradores, fue adquirido gracias a una donación de la Fundación Amancio Ortega y que lleva cerca de un año paralizado.

Aunque se habilitaron unas instalaciones para poder albergarlo, no ha podido entrar aún en funcionamiento porque la sala todavía no ha sido adaptada de manera adecuada para aislar las radiaciones que emite esta máquina, que se utiliza principalmente para tratar tumores localizados de tipo ginecológico o de próstata, entre otros”, han explicado desde CSIF, que han indicado que ello supone que “entre 20 y 30 pacientes al año tengan que ser trasladados a otros hospitales de la Comunitat Valenciana para tratarse, mientras que si estuviera operativa podrían recibir tratamiento cerca de 100 personas más anualmente sin salir de Castellón”.

Ante estas cifras, pedimos a la Conselleria de Sanitat que actúe y dote al Hospital Provincial de Castellón de los medios humanos y materiales necesarios para garantizar que estos equipos, claves en el tratamiento del cáncer, puedan estar operativos al 100% lo antes posible, reducir las listas de espera y evitar el traslado de pacientes a otros centros fuera de la provincia”, han recalcado desde CSIF.