CSIF alerta de la “importancia” de reducir ratios ante el descenso del 4,6% de las matrículas de Infantil en Castellón
El sindicato destaca que, en apenas un año, las aulas de 0 a 6 años en la provincia han perdido casi un millar de alumnos
27 de Julio de 2021
CSIF reducción matriculación Infantil Castellón

El sindicato CSIF ha denunciado que, debido a factores como el miedo al contagio por el coronavirus, el aumento del desempleo o el descenso de la natalidad, en apenas un año las aulas de Infantil de la provincia de Castellón han perdido cerca de un millar de alumnos de entre 0 y 6 años de edad.

En concreto, los datos del último informe del Ministerio de Educación reflejan que las matriculaciones para este ciclo en las comarcas castellonenses han pasado de 20.459 en el curso 2019-2020 a 19.525 durante el curso 2020-2021, lo que supone un descenso cercano al 4,6%.

Pese a que se ha demostrado que las aulas son lugares seguros, el descenso de matriculaciones ha sido especialmente significativo en el caso del alumnado de primer ciclo de Infantil, donde éstas se han reducido en más de un 10% en los últimos 12 meses, al pasar de 4.565 el curso pasado a un total de 4.100 este curso”, han indicado desde CSIF.

En ese sentido, desde el sindicato han reclamado a la Conselleria de Educación que “dado que las cifras de contagios demuestran que seguimos en plena pandemia, apueste por rebajar las ratios por aula e incrementar el personal docente para garantizar una atención más personalizada a este alumnado, que requiere de especial cuidado debido a su corta edad, y mantenga tanto las 13 aulas de Infantil como las 24 de Primaria que tenía previsto eliminar de cara al próximo curso en diferentes centros de la provincia”.

En concreto, cabe recordar que la propuesta de la Conselleria de Educación para el curso 2021-2022 preveía eliminar 13 aulas de Infantil ubicadas en el CEIP de Albocàsser, el CRA de Atzeneta; el Ángel Esteban y Marqués de Benicarló, Cinctorres (dos aulas), el Hereu de Borriol, el CEIP Ejército de Castellón, el CEIP de Moncofa, Rull de Onda, Sanz de Peñíscola, el CEIP de Vall d’Alba y el de Bejís. Y, en el caso de Primaria, el cierre de 24 aulas afectaba a centros como el CEIP Sebastián Elcano, los colegios Herrero, Ejército, Obispo Climent y Blasco Ibáñez, en el caso de Castellón; así como a los centros educativos de Xilxes, la Vilavella, Concepción Arenal de Vila-real, Torreblanca, La Vall d’Uixó (Rosario y Ferrer), Sot de Ferrer, el CEIP Pintor Camarón de Segorbe, Torreblanca, Rossell, la Salzadella, los dos colegios de Orpesa, el Nou Alcázar de Nules, el colegio de La Llosa, el Roca i Alcaide de Burriana, el Catalán de Benicarló, el colegio de Altura, el Francisco Grangel (l’Alcora) y el CEIP de Alcalà, en el resto de la provincia.

Desde CSIF consideramos que, ante las cifras sanitarias y los datos del Ministerio de Educación, es fundamental incrementar tanto la seguridad como la atención individualizada para el alumnado, por lo que reclamamos que, además de mantener las aulas en los centros, se mantengan también las plazas extra de profesorado que se habilitaron para mejorar la atención durante la pandemia”, han expresado desde CSIF.