La denuncia de CSIF surte efecto y Sanitat comienza a dotar de personal los PAC del interior de la provincia
El sindicato celebra la llegada del primer enfermero para Vistahermosa, Cortes, San Vicente de Piedrahita y Zucaina
01 de Junio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha visto respondida parcialmente su demanda de personal en el interior de Castellón tras denunciar, el pasado mes de febrero, que varias zonas rurales de la provincia no tenían asegurada la asistencia sanitaria por falta de personal en los Puntos de Atención Continuada (PAC).

CSIF presentó sendas reclamaciones a los departamentos de Salud de Castellón y de Vinaròs para exigir que se solventara sin demora esta carencia asistencial. El sindicato ve ahora como desde el Departamento de Salud de Castellón han entendido la gravedad del asunto y han dado prioridad a la contratación de un profesional enfermero de modo continuado para Villahermosa del Río, sanitario que dará servicio también a Cortes de Arenoso, San Vicente de Piedrahita y Zucaina. Resta por tanto una única cobertura de enfermería de guardia en Vistabella, por lo que CSIF reitera la solicitud puesto que es ya el único PAC de este departamento sin personal para las guardias de atención continuada.


“A pesar de este importante refuerzo -recuerda CSIF- todavía en Vistabella o La Pobla de Benifassá, no hay enfermería para las guardias y ello supone que en situaciones de urgencias vitales, no se puede garantizar la adecuada asistencia sanitaria” y pone como ejemplo la realización de una Reanimación Cardiopulmonar (RCP) o de una intubación, maniobras ambas para las que resulta recomendable la presencia de dos profesionales. “A diferencia del Departamento de Salud de Castellón, el Departamento de Vinaròs, al que pertenece el PAC de La Pobla de Benifassà, “no se ha molestado ni en contestar” critican.

Desde el sindicato advierten que, ante estas carencias de personal, el médico que está de guardia y tiene que acudir a una urgencia a domicilio, se ve obligado a cerrar durante ese tiempo el consultorio médico, con lo que “para cubrir una urgencia se tienen que desatender otras” explican.

CSIF pide que se solvente esta deficiencia y dar prioridad a la contratación de un enfermero/a para guardias en los PAC de Vistabella y La Pobla de Benifassà, donde el médico puede estar solo ante una emergencia o bien el consultorio puede estar cerrado y el paciente tiene el punto de atención continuada más cercano con médico y enfermería a 30-40 minutos de distancia. CSIF ha advertido que la desescalada que lleva a la llamada nueva normalidad, multiplica la necesidad de tener cubiertos correctamente los puntos de atención sanitaria del interior.