Castellón inmunizado
30 de Abril de 2020

Este 1° de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, cobra su máximo sentido que la efeméride laboral por excelencia sirva de altavoz para reclamar, reivindicar, reconocer y proponer medidas. Reclamar a las administraciones y a nuestros representantes políticos en Castellón que vuelquen todos sus esfuerzos en apartar las cuestiones ideológicas para trabajar en unidad por la ciudadanía duramente castigada psicológica y laboralmente por la pandemia del COVID19, el cisne negro que ha tirado por tierra el esfuerzo de la recuperación económica que veníamos realizando en nuestra provincia desde el año 2008.
Castellón, sus vecinos y sus empresas, nos adentramos en un nuevo escenario de incertidumbre, de desempleo, de recesión y pesimismo. Pero como conseguimos en la anterior crisis económica, esta provincia demostrará una vez más su capacidad de sacrificio y volveremos, aún más rápido a la nueva normalidad, porque en cuestión de virus económicos los castellonenses ya hemos generado anticuerpos. Nuestro tejido empresarial es más diverso y nuestra experiencia la más dura de entre todas las provincias.
Por eso también es tiempo de reivindicar gestión. Gestión profesional , gestión basada en resultados y productividad para que las ayudas lleguen a las familias sin recursos, a los autónomos y también a las pymes sin perdernos en batallas políticas que solo retrasan la recuperación. CSIF, como sindicato profesional y alejado del añejo sindicalismo de clase, estará con todos los castellonenses. Como organización más representativa en el sector público, esta central sindical no tiene la menor duda en que los servidores públicos tienen la llave para que vuelva a arrancar el motor de la provincia. Ya lo hemos visto en el sector sanitario, donde la primera fila ha contado con un ejército de funcionarios y empleados públicos que sigue hoy haciendo frente al coronavirus. Lo mismo sucede con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, funcionarios de prisiones, empleados de Correos, docentes, vigilantes de seguridad, cuidadores, trabajadores de la justicia y de todas las administraciones y un largo etcétera de compañeros comprometidos a los que reconocer su valentía estas semanas.
Por último, es imprescindible proponer medidas, sobre todo, orientadas a minimizar la exclusión social que provoca la crisis económica mundial asociada a este fenómeno. Pero también destinadas a fiscalizar cualquier decisión política que ponga en peligro la salud de los castellonenses. En este sentido, y desde el minuto uno de esta crisis, CSIF reclamó diversas medios de protección, garantías de seguridad laboral, medidas estrictas de confinamiento, incluso que se decretara el estado de alarma y el cierre de fronteras días antes de que lo hiciera el Gobierno. Hemos visto que la falta de provisión de mascarillas, guantes y otros EPI se suma una ineficacia en la gestión, como hemos comprobado con la compra y distribución de test inservibles y mascarillas ‘fake’ en nuestros departamentos de salud. No hay derecho a que seamos el país del mundo con el mayor número de profesionales de la sanidad infectados y dentro de ese país, Castellón la provincia que más tiempo ha estado por encima de la media en contagio de sanitarios.
CSIF este 1° de mayo quiere rendir un homenaje, con profunda tristeza a las miles de personas fallecidas en España y un mensaje de aliento a todos los trabajadores y trabajadoras, porque juntos, superaremos este escenario antes de lo previsto.

Javier Estrada
U.P. CSIF Castellón