Pacientes de varios pueblos de Castellón obligados a viajar hasta 40 minutos para tener atención médica
El sindicato denuncia que la falta de personal de enfermería lleva a cerrar consultorios mientras el médico atiende un aviso domiciliario

30 de Enero de 2020

El sindicato CSIF critica que “es inadmisible que en el siglo XXI existan zonas rurales de la provincia que no tienen asegurada la asistencia sanitaria”.

La central sindical se refiere así a una rocambolesca situación que han advertido en sus visitas frecuentes a los centros de salud del Maestrazgo, Alcalatén y Alto Mijares. “Hemos detectado Puntos de Atención Continuada (PAC) donde no se asigna personal de enfermería- explican- lo que supone una deficiencia muy grave y no tenemos constancia de que suceda en ninguna otra provincia”.

Denuncian que las consecuencias de esta nefasta planificación se padecen ya en municipios como Villahermosa del Río, Vistabella o La Pobla de Benifassá. CSIF advierte que “no hay personal de enfermería para las guardias y ello supone que en situaciones de urgencias vitales, no se puede garantizar la adecuada asistencia sanitaria” y ponen como ejemplo la realización de una RCP en la que “resulta recomendable la presencia de dos profesionales, al igual que para intubar y otras maniobras de trascendencia vital”.


Tanto o más preocupante que lo anterior, añaden, es el hecho de que “en las guardias cuando surge un aviso domiciliario, al contar solo con el médico, el punto de guardia se queda vacío y se cierra el consultorio mientras el doctor cubre el aviso, por lo que si acude un paciente se lo encuentra cerrado”.

Si se registra una urgencia de relevancia el médico puede estar sólo ante la emergencia, o bien el consultorio puede estar cerrado y el paciente tiene el punto de atención continuada más cercano con médico y enfermería a 30-40 minutos de distancia.

CSIF exige que se solvente sin demora esta carencia asistencial y para ello ha presentado sendas reclamaciones a los departamentos de Salud de Castellón y de Vinaròs. Exige la contratación de un enfermero/a para guardias en los PAC de Vistabella y La Pobla de Benifassà, y pide a la Gerencia dotar de un profesional enfermero de modo continuado a Villahermosa del Río.