Los trabajadores de Correos de Castellón, pendientes de sus representantes sindicales
El futuro inmediato de muchos puestos de trabajo y su garantía de continuidad depende de los comicios sindicales del 18 de diciembre
11 de Diciembre de 2019

El sindicato CSIF presentará dos candidaturas, una para representar a funcionarios y otra para los laborales, en las elecciones sindicales que tendrán lugar en las Entidades Públicas Estatales-EPE (Correos), el próximo 18 de diciembre.

En un escenario de incertidumbre laboral como el que atraviesa la compañía, CSIF recuerda la importancia capital de participar y elegir bien a sus portavoces frente a una Administración que sigue sin ceder en materias como el cumplimiento del Convenio Colectivo vigente en materia de Concurso de Traslados, donde se ha impedido a los trabajadores su derecho a la movilidad funcional y a la promoción en su puesto de trabajo entre 2015 y 2019.


Asimismo, la empresa se encuentra inmersa en un proceso de reinvención ‘mastodóntico’ para continuar siendo un referente nacional y competir con los gigantes de la paquetería que han copado el mercado. Ello, unido a la caída del correo postal sufrida en 2019, hace más delicado el momento que atraviesa Correos, con una plantilla de 70.000 trabajadores a nivel nacional 594 de los cuales trabajan cada día en la provincia de Castellón.

La digitalización y las nuevas reglas del mercado global hacen más definitiva que nunca la apuesta de los trabajadores por distinguirse “desde la calidad y el servicio de confianza” explican.

La cita electoral sindical tiene una especial relevancia en la provincia de Castellón, donde la Escuela de Formación CSIF-Correos ha iniciado la preparación del proceso de consolidación para un llamamiento de 2019 que oferta un total de 4055 plazas de personal operativo (reparto en moto, a pie y oficina), una oferta que muchos castellonenses ven como la gran ocasión de convertirse en carteros y carteras.

La tutela efectiva de los sindicatos y su compromiso por defender los recursos humanos de la empresa, hace que no se trate de unas elecciones sindicales cualesquiera ya que, en tiempos de incertidumbre, “la labor sindical se antoja clave para la protección de los empleados y la supervisión de las ofertas de empleo” concluyen.