Los trabajadores de Correos de Castellón reclaman incentivos para asumir el Black Friday
Pese a la multiplicación del trabajo en esta jornada comercial no se refuerzan plantillas ni se abona plus alguno a los empleados

29 de Noviembre de 2019

El sindicato CSIF recoge el malestar de muchos trabajadores de Correos en la provincia que asumen durante la jornada de hoy una importante sobrecarga de trabajo con motivo del aumento exponencial de la paquetería de la campaña comercial de descuentos del Black Friday.

Según explican desde el sindicato, Correos ha pasado de ver como copaban el mercado otras compañías postales independientes, a competir directamente, y lo hace ‘de tú a tú’ para dar servicio de calidad en un escenario dominado por los gigantes de la venta online. Además de celebrar el éxito de iniciativas como esta tradición americana asentada ya en España, los trabajadores explican que el crecimiento del reparto “no está siendo proporcional a las medidas tomadas para atenderlo”. Según CSIF, en fechas como esta se hace imprescindible una previsión mayor y que responda con recursos humanos y/o económicos a la extraordinaria sobrecarga de trabajo que conlleva ofrecer este servicio en términos de calidad y satisfacción del cliente.


El pasado año en esta misma fecha llegó a haber movilizaciones coincidiendo con el incremento del tráfico de paquetería, y los sindicatos que suman el 85% de representación sindical en Correos, ya advirtieron al Gobierno y a la Dirección de la empresa de que se incrementarían las protestas si no se atendían sus reivindicaciones laborales.

El sindicato apuesta por asumir campañas como esta y también por sumar progresivamente al pequeño comercio de modo que pueda competir en igualdad de condiciones con las grandes franquicias, no obstante, en Correos se debe consolidar su viabilidad aumentando personal cuando es necesario y 'premiando' el sobreesfuerzo cuando corresponde.

CSIF recuerda el éxito del Black Friday hace que los comercios extiendan los descuentos incluso días antes y después del propio viernes por lo que, un año más, los empleados de Correos de Castellón gestionan miles de paquetes para destinatarios de todos los rincones de la provincia, desde la capital hasta el último paraje rural.