CSIF denuncia el abuso sistemático del ‘silencio administrativo’ en el Ayuntamiento de Benicarló
La figura, según el Supremo, debe ser una garantía para los administrados ante la pasividad del gobernante y nunca ser perjudicial
15 de Noviembre de 2018

El sindicato CSIF critica que desde el Departamento de Recursos Humanos del consistorio benicarlando están disfrazando de silencio administrativo “el incumplimiento de las funciones esenciales inherentes a la Administración municipal” y denuncia por ello mala praxis en el tratamiento de multitud de escritos y reclamaciones presentadas por registro de entrada.

“Es una práctica insana la de evadir responsabilidades al amparo de una figura, la del silencio administrativo, que está para garantizar una correcta atención y nunca para su uso en descargo de responsabilidades” advierte CSIF, que trata de averiguar si esta infracción se da más allá del ámbito sindical, es decir, si le ocurre lo mismo a los ciudadanos y en qué porcentaje no se atienden sus comunicaciones.

La Central Sindical cita una larga lista de recursos presentados, sin respuesta, resolución o comunicación alguna por parte del Ayuntamiento de Benicarló desde el año 2012. Añade, además, otra media docena de escritos y recursos de reposición pendientes del informe pertinente del departamento de RRHH, desde 2014 hasta la actualidad.

Asimismo, un informe del Interventor municipal de 15 de marzo de 2018, relativo a la fiscalización de un expediente de la plantilla de personal, denuncia hasta en tres ocasiones, la mala praxis que alega ahora CSIF. El sindicato recuerda que el Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana impone a las administraciones plazos para resolver reclamaciones con el fin último de evitar esta práctica que perjudica al ciudadano. El apartado 6º del artículo 21 de la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común, expone que el incumplimiento de la obligación de resolver, dará lugar a la exigencia de responsabilidad disciplinaria del personal al servicio de la Administraciones Públicas (AAPP) que tengan a su cargo el despacho de asuntos.

Por todo ello, CSIF solicita formalmente una investigación en el seno del Ayuntamiento y la apertura de un expediente disciplinario para quien sea considerado responsable de la comisión de esta infracción muy grave y continuada.