CSIF detecta nuevos ‘zulos’ y problemas higiénicos en varios Centros de Salud de Castellón
El sindicato ya denunció en marzo olores fecales en Constitución y ahora los problemas llegan al ambulatorio de Palleter
27 de Agosto de 2018

El sindicato CSI·F denuncia que 8 meses después del informe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales (SPRL) que recomendaba la instalación de un equipo de climatización con compresor externo para minimizar el ruido en la consulta número 7 del Centro de Salud Constitución, esta modificación “no solo no se ha llevado a cabo sino que la situación ha ido a peor”.

Así, CSIF manifiesta su ‘indignación’ porque se denunció que también la accesibilidad es muy complicada en silla de ruedas, tal y como se reflejaba en un informe de inspección y que los problemas de ruido generados por el compresor de aire acondicionado a sustituir son graves ya que se impide a los doctores “incluso la precisión necesaria para realizar ciertas tareas como por ejemplo auscultar a los pacientes”. Además, “el olor a vertidos fecales al encender el sistema de ventilación general (no ya el ruidoso climatizador portátil de la consulta) es tan insoportable que se ven obligados a apagar el aire acondicionado en pleno verano para minimizar el malestar entre trabajadores y usuarios que se quejan del hedor” explican.


La Central Sindical exige que se sigan con urgencia las recomendaciones del informe técnico y que se evalúen tanto este centro “como otros donde hemos detectado problemas”, en referencia al Centro de Salud Palleter. Explican que en este ambulatorio, se ha ampliado el número de consultas sin cumplir con ninguna prescripción técnica en materia de accesibilidad, “se han habilitado varios zulos donde no cabe una silla de ruedas y no hay una buena ventilación”. No es sin embargo una cuestión meramente técnica ni de luz natural o artificial, aclaran, “alguien ha tenido la ocurrencia de habilitar consultas médicas sin lavamanos, algo muy grave porque los médicos atienden distintos pacientes sin disponer de recursos para la correcta higiene sanitaria y preservar la seguridad propia y del usuario.

El sindicato recuerda que el lavado de manos con agua y jabón es el método más conocido y sencillo para evitar la transmisión de microorganismos de una persona a otra y que este debe realizarse con una frecuencia suficiente para hacer inviable su ubicación fuera de la consulta.

Es necesario para el profesional sanitario lavarse las manos antes y después del contacto con cada paciente, entre dos procedimientos con el mismo paciente, antes de colocarse los guantes y al quitárselos, después de ir al baño, después de contacto con suciedad o elementos contaminados, después de estornudar, toser, tocarse el cabello, etc.