El 90% de los médicos de Atención Primaria de la provincia se une contra Sanitat por abuso de su posición dominante
El sindicato pide la intervención del Síndic de Greuges tras 5 años incumplimiento legal de los cupos sanitarios

03 de Mayo de 2018

El sindicato CSIF ha presentado un escrito ante el Sindic de Greuges de la Comunitat Valenciana para denunciar el incumplimiento sistemático por parte de la Generalitat Valenciana de la normativa que regula la cobertura de bajas sanitarias. La Central Sindical, que ya hizo una reclamación formal ante la propia conselleria por vulnerar el decreto 14 de julio de 2016 que regula el exceso de actividad en las consultas, presenta ahora los contundentes resultados de una campaña de firmas llevada a cabo por el sindicato.

Según esta iniciativa que ha recorrido todos los centros de Atención Primaria de la geografía castellonense, el 90% de los sanitarios (médicos, enfermeros y matronas) sufren esta disfunción del sistema sanitario y todos ellos, independientemente de su afiliación sindical o política, se suman a la denuncia formulada por CSIF y reclaman a Sanitat que deje de saltarse la ley puesto que “se está cargando sobre las espaldas del personal sanitario las bajas sin cubrir”.

Más de 400 sanitarios de las categorías afectadas por los cupos han firmado la campaña: el 84% de la plantilla del Departamento de Salud de La Plana, el 89% de los Sanitarios del Departamento de Salud de Castellón y el 91% de la plantilla del Departamento de Vinaròs. “Los no firmantes, critica CSIF, son básicamente algunos cargos sanitarios designados a dedo por la institución que se salta la normativa”.


Subrayan desde la organización sindical que “existen dos maneras de abordar la necesidad de refuerzos según la Ley, la primera es sustituir que es lo que pedimos” y “la segunda, es pagar a los sanitarios que atienden cupos ajenos para que trabajen esas horas extra. “Sin embargo- explica CSIF- se lleva 5 años optando por la sobrecarga pero además se hace saltándose la ley puesto que no se están pagando esos cupos adicionales, los pacientes (SIP) de más que tienen que atender otros profesionales por la ausencia de compañeros”.

El sindicato aboga desde el primer momento por la sustitución de los profesionales como forma más adecuada para garantizar la calidad de la asistencia prestada al paciente. “Lamentablemente esta parte de la ley la rechaza de plano la conselleria que dirige Carmen Montón, con lo cual, es momento de cumplir con la parte económica, hacer que la sobrecarga le cueste dinero a la Administración porque es trabajo y son horas que se están quitando a los profesionales y sus familias”.

Este malestar generalizado ha sido encauzado por CSIF en una campaña que tildan de “histórica” porque por primera vez todos los médicos de unan provincia se han unido para decir basta a estos abusos que se alargan ya 5 años, cuando Sanitat dejó tanto de abonar los cupos adicionales como de sustituir al personal. El siguiente paso será trasladar a todos los grupos políticos la realidad que expresa esta campaña y el malestar demostrado.

CSIF no descarta que, de prorrogarse esta pasividad, los afectados planteen medidas más drásticas como secundar una paralización la de la actividad extraordinaria cuando por razón de libranzas, vacaciones o bajas laborales no se sustituya al personal sanitario, lo cual derivaría en un caos asistencial de proporciones desconocidas en fechas señaladas como verano, Semana Santa o temporadas de gripe. “Los médicos, enfermeros y matronas llevan 5 años al pie del cañón atiendiendo a todos los pacientes, los suyos y los de otros compañeros, pero lo están haciendo a sabiendas de que legalmente hay una irregularidad que le compete solucionar a la Conselleria de Sanitat” señalan.

En referencia a las cantidades económicas adeudadas durante 5 años, el sindicato concluye que “es más rentable para la Generalitat sentarse a negociar y cumplir la ley que provocar un litigio que podría causarle un perjuicio económico gravísimo a las arcas de la Generalitat”.

Ficheros Adjuntos: