CSI·F exige más bomberos en las zonas turísticas
Los bomberos del Consorcio Provincial redoblan esfuerzos en áreas como Oropesa donde la población se multiplica por 10 en época estival
30 de Mayo de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSI·F, considera urgente la asignación de nuevos efectivos a parques como el de Oropesa del Mar, cuya población se multiplica por 10 a partir de Semana Santa y donde se mantiene el mismo número de bomberos que en invierno “pese a que el riesgo de incendios y de siniestros se multiplica también por 10”. El sindicato critica duramente el ‘propagandismo’ del diputado delegado, Luis Rubio, que la pasada semana “vendía a los medios una campaña antiincendios” cuando “la realidad es que no se hace nada extraordinario en una temporada que sí lo es”.

CSI·F explica que en estos momentos “se pasa de tener un bombero por cada 2.000 habitantes a disponer de un bombero por cada 21.000 personas”. Son cifras que asustan y esta deficiencia no puede ser obviada y hay que ponerle solución desde Pascua, cuando muchas familias con segunda residencia en la costa empiezan a habitar sus viviendas con las temperaturas cálidas.


“Dar un servicio eficaz ante semejante avalancha de turistas es tremendamente complicado” explican los bomberos que cubren, desde el mismo Parque de Bomberos y con los mismos efectivos, áreas de interior y otro gran núcleo turístico como es Benicàssim. “No es solo que se multiplique el riesgo de incendios –aclaran- sino que para la misma plantilla de entre 4 y 6 bomberos en la zona es un quebradero de cabeza” y argumentan que tienen que atender “no solo riesgos forestales sino también accidentes de tráfico, incidentes domésticos y un largo catálogo de atribuciones”. En el caso del parque de Oropesa, la franja litoral de actuación va desde Benicàssim hasta la zona norte de Alcossebre con un parque bajo mínimos.

Por si fuera poco “los autobrazos son muy antiguos y están constantemente averiados, además de ubicarse uno en Nules y la otra autoescalera en el parque de Benicarló” a más de 30 minutos de puntos como Oropesa, añaden.

CSI·F, que ya ha venido reclamando un cambio en la política del Consorcio Provincial de Bomberos y advirtió en reiteradas ocasiones de los desmanes que se producían bajo el mando del diputado delegado, reclama “sensatez para prestar un servicio acorde con la importancia del potencial turístico provincial” y estima urgente que al menos se duplique el número de efectivos en la zona.