CSIF reclama la jubilación anticipada a los 60 para el personal de la Sanidad por sus condiciones de trabajo
CSIF reclama al Ministerio de la Seguridad Social el reconocimiento de la jubilación anticipada a los 60 años para el personal de la Sanidad.
29 de Septiembre de 2021
CSIF Sanidad Cantabria

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado ha reclamado al Ministerio de la Seguridad Social el reconocimiento de la jubilación anticipada al 60 para el personal de la Sanidad.

CSIF reclama este anticipo en la edad de jubilación teniendo en cuenta las características profesionales de determinados colectivos que realizan trabajos de especial penosidad, con efectos sobre la salud, la exposición a riesgos biológicos o químicos, asociados al lugar de trabajo, considerando la actividad laboral realizada por el personal de la Sanidad con unos requerimientos físicos o psíquicos para su desempeño que producen un notable incremento de siniestralidad a partir de una determinada edad, como establece el artículo 2 a) y B9 del Real Decreto 1698/2011.

De esta manera, el personal de la Sanidad tendría una consideración similar a la de otros colectivos que ya tienen reconocido este derecho, con un procedimiento de coeficientes reductores, como ocurrió recientemente con el personal de la Policía Local.

En opinión de CSIF, esta posibilidad tendría cabida en el proyecto de Ley que ha iniciado su tramitación en el Congreso de los Diputados, además de estar recogida en la actual Ley de la Seguridad Social y el Real Decreto 1698/2011, que regula el procedimiento general para establecer coeficientes reductores y anticipar la edad de jubilación.

En la carta dirigida por el presidente del Sector de Sanidad de CSIF, Fernando Hontangas, al secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo Martínez, el sindicato hace referencia a diferentes estudios que ponen en evidencia la relación del puesto de trabajo con la salud del personal de la sanidad.

Se trata de estudios como los realizados por la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo y que son coincidentes con los que llevó a cabo en 2018 el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social (“Estudios Comparativos en Trabajos con Turnicidad”), entre otros trabajos científicos. Además, CSIF recuerda que este personal continúa absorbiendo gran parte de los contagios por covid detectados en España.

Hasta el 26 de Agosto de 2021 se han notificado 145.463 casos confirmados en personal sanitario (utilizando la información agregada hasta el día 10 de mayo y la información individualizada desde el día 11 de mayo). En los primeros inicios de la pandemia, esto suponía un 24,1% del total de casos de COVID-19 declarados a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE). Y si se reflejan los datos recogidos según la nueva estrategia de vigilancia desde el 11 de Mayo de 2020, superan actualmente la barrera de los 95.000 casos totales.

Una gran cantidad de estos profesionales que han sido infectados, sufren de Covid-Persistente, por el que se produce un mantenimiento de los síntomas por encima del tiempo que se considera normal en esta enfermedad. Entre los síntomas que provoca, están la fatiga crónica, la fibrosis pulmonar, la miocarditis o los problemas articulares y musculares, cansancio extremo, dolores de cabeza, crisis epilépticas, dificultad respiratoria y un amplísimo abanico de secuelas.