Carrera Profesional en Cantabria. Breve historia y Modelo Actual.
Para el personal del Servicio Cántabro de Salud
16 de Mayo de 2018
CSIF Sanidad Cantabria
La Ley del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud y la Ley de Ordenación de las profesiones sanitarias publicadas en 2003 determinaron el derecho del personal estatutario a tener Carrera Profesional y también establecían los criterios generales que la regirían, dejando en manos de las Comunidades Autónomas y sus mesas correspondientes la negociación del modelo a aplicar en cada Servicio de Salud.
En aplicación de dichas leyes se fijó como fecha tope para tener un modelo de Carrera Profesional a las diferentes autonomías, el final de 2006, como así ocurrió en Cantabria.
La negociación del modelo de Carrera Profesional en Cantabria fue ardua, convulsa y muy mal aceptada por los profesionales, sobre todo por su alto nivel de exigencia, que la hacía inasequible sobre todo para los grados III y IV, además de incluir el requisito de tener que tener exclusividad para poder acceder a estos grados.
En aquel entonces fue únicamente un sindicato, CEMSatse, quien firmo dicho acuerdo con la Administración, aunque paradójicamente al poco tiempo convoco una huelga junto con el sindicato de anestesistas, contra el propio acuerdo firmado, para tratar de justificar lo inadmisible de haber firmado aquel acuerdo y donde se aportaron modificaciones que poco cambiaron el fondo de dicho acuerdo, como se pudo ver más tarde.
CSIF no suscribió el acuerdo evidentemente por los criterios que lo regían, por lo exigente e inasequible que era y por no incluir a los interinos en su ámbito de aplicación.
En ese momento se aplicó un régimen transitorio para el personal que ya estaba trabajando, que al contrario de lo algunos dicen no fue solo por antigüedad, sino que se exigió para alcanzar los grados III y IV, el sumatorio de los créditos necesarios para adquirir cada grado.
A tal efecto por la no inclusión de los interinos desde CSIF se llegó a plantear demanda ante el Tribunal Supremo, una vez agotada la vía del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria perdiéndola porque sin entrar el alto tribunal en la discriminación entre profesionales, el incluir solo al personal fijo era porque así había sido acordado por los firmantes del acuerdo.
Llegaron entonces los años de los recortes y en Cantabria se suspendieron todos los acuerdos alcanzados en materia económica, suspendiéndose por tanto el de Carrera.
Esto supuso que nadie pudiera progresar en Carrera de los que ya tenían grado y que tampoco pudieran acceder a esta, los que adquirieron la condición de fijo al aprobar una OPE.
En el 2015 comienza la recuperación de este derecho abriéndose de nuevo Carrera para el grado I, posteriormente en el 2016 para el grado II, en el 2017 para el grado III y ya en el 2018 para el grado IV y es en estos dos últimos años cuando tras un largo trabajo de Mesa Técnica se ha conseguido tener un nuevo modelo de Carrera Profesional a la vez de incluir una serie de disposiciones para tratar de mitigar los efectos de la suspensión de los últimos años.
El nuevo Acuerdo de Carrera Profesional alcanzado entre la Administración y ahora sí, todos los sindicatos de la Mesa Sectorial, ha supuesto un gran avance con respecto al modelo anterior. Además de una importante rebaja en los créditos exigidos, pues ahora se pide aproximadamente la mitad que antes, se incluyen más ítems donde puntuar y más acordes con la práctica clínica. Se valora por ejemplo la autocobertura en Atención Primaria y muchas actividades que realizan los profesionales habitualmente.
También hay importantes mejoras a la hora de utilizar el sobrante de la obtención de un grado con el que puedes hasta conseguir el grado siguiente y ha desparecido los topes del apartado C computándose sin límites toda la docencia, investigación y compromiso con la organización.
Por otro lado ya no se exige la dedicación exclusiva para el acceso a los grados III y IV, aunque continua siendo un mérito a valorar.
Otro importante aspecto es la inclusión de la disposición transitoria primera que permite por una única vez, el salto de un grado a otro sin tener que esperar el tiempo correspondiente en base a computar los servicios prestados durante la residencia. Esta disposición viene a paliar la pérdida de estos años en que no se ha podido acceder a Carrera.
Desde CSIF queremos resaltar el avance que incluye el nuevo modelo de Carrera al reconocer al personal interino el derecho y pago de este complemento retributivo en las mismas condiciones que el personal fijo, siendo Cantabria pionera ya que es la primera comunidad en pagarlo en 2018. Así mismo al personal interino también se le aplicara la disposición transitoria antes mencionada para favorecer a los interinos antiguos.
Por todo lo expuesto desde CSIF nos sentimos muy orgullosos de haber participado en la elaboración de este nuevo modelo donde hemos colaborado activamente con múltiples propuestas y aportaciones que han mejorado enormemente el modelo anterior, que no hay que olvidar estaba en vigor.
También es justo reconocer a la Administración su disposición al diálogo y sus aportaciones a este nuevo modelo de Carrera, apostando por una nueva negociación y que este concepto retributivo fuera mucho más incluyente que el modelo anterior.