EL SINDICATO CSIF OBLIGA TRANSFORMAR COMO INDEFINIDOS LOS CONTRATOS DE DOCE TRABAJADORES DE LEROY MERLÍN DE LA OROTAVA.
Por segunda vez en un año y medio se castiga a la multinacional por sus prácticas abusivas. Anteriormente fue la tienda de sita en La Laguna la exigida a dejar indefinidos a 23 de sus trabajadores.
07 de Junio de 2021

La Inspección de trabajo de Santa Cruz de Tenerife vuelve a actuar contra Leroy Merlín por prácticas abusivas en la contratación, pasando su tienda de La Orotava a tener un 78,4% de su plantilla como indefinida. Según la propia Inspección de trabajo, la empresa hace un uso abusivo de la contratación temporal, contraviniendo la actual normativa.

Los servicios jurídicos de CSIF interpusieron esta denuncia a finales del año 2020, al considerar que estos trabajadores concatenaron diferentes contratos, en distintas anualidades, “de forma abusiva y contraria al derecho en la medida en que se ha utilizado una contratación de duración determinada para cubrir un servicio indefinido”. Según se desprende de la propia denuncia, la mayor parte del personal de cajas en la tienda de La Orotava, se les contrata de forma temporal para eludir obligaciones tanto en Seguridad Social como en materias tan básicas como las vacaciones de su personal, liquidando las mismas y sin que los trabajadores disfruten de sus vacaciones.

Por otra parte, CSIF había denunciado hace un año y medio a Leroy Merlín, en su tienda ubicada en San Cristóbal de La Laguna, por los mismos motivos, tienda de mayores dimensiones y volumen de trabajadores, a la que la propia Inspección de trabajo obligó a dejar indefinidos a 23 trabajadores.

Desde los propios servicios jurídicos de CSIF, a través de Cristo Llurda, abogado y ex trabajador de dicha empresa de bricolaje, se muestran plenamente orgullosos de lo que se está consiguiendo dentro de la multinacional francesa, “le pese a quién le pese, algo bien estaremos haciendo desde CSIF cuando conseguimos derechos de los trabajadores sin importarnos su empleador. Ahora hemos conseguido dejar nuevamente a 12 familias con una estabilidad laboral más que merecida, pero más allá de eso, CSIF ha demostrado ser un sindicato independiente y justo, no entendemos de personas e ideologías, entendemos de derechos de los trabajadores”.

Por último, César Martínez, presidente autonómico, entiende que “a pesar de ser un sindicato que se nos relaciona como propio de funcionarios, demostramos cada día que somos un sindicato destinado a servir a todos los trabajadores, públicos, pero también privados. La empresa privada necesita de un verdadero cambio, una lucha destinada al cambio, y ese cambio, es a través de nuestras características: independencia, profesionalidad, solidaridad y homogeneidad”.

Santa Cruz de Tenerife a, 7 de junio de 2021.