CSIF Cantabria INFORMA
CSIF reprocha la utilización política de la Educación, así como la falta de voluntad para solucionar sus problemas y exige a todos los grupos políticos un acuerdo urgente para que se desbloquee la convocatoria de oposiciones lo antes posible
06 de Marzo de 2017

La ausencia de oposiciones en 2017 aumentará la precariedad laboral y la inestabilidad de las plantillas y dejará sin cubrir casi 190 plazas en Cantabria. Aumentará la frustración y destruirá las perspectivas laborales, además del tiempo, el esfuerzo y los recursos económicos invertidos por los maestros que llevan ya muchos meses preparándose para estas oposiciones.

En CSIF hemos pasado de la preocupación por la falta de solución política a un servicio ciudadano básico como es la Educación, a la indignación al ver cómo pasa el tiempo y no se hace nada para solucionar esta incertidumbre y el sufrimiento que genera esta situación en todos los opositores. Cómo se juega con el futuro de estas personas como una moneda de cambio política.

En CSIF exigimos que los partidos políticos realicen la función que los ciudadanos les encomendamos, que gestionen los servicios públicos adecuadamente y que no sean el problema sino la solución. Es necesario que se pongan de acuerdo y permitan la posibilidad de convocar oposiciones con la seguridad jurídica necesaria, que se cubran las plazas necesarias y en los plazos normales para este tipo de procesos.

En Cantabria la no convocatoria de oposiciones el presente año incrementará aún más la precariedad laboral, donde actualmente más de un 30% del profesorado es interino: La ausencia de oposiciones este año puede llevarnos a cifras del orden del 34% de interinidad, cuando la tasa de interinidad no debe superar el 8% según los estándares europeos de buena gestión.

La segunda consecuencia de esta alta tasa de interinidad es la inestabilidad de plantillas, ya que uno de cada tres profesores es interino, es decir, ocupa temporalmente la plaza que se le asigna, con un cambio constante y continuo del profesorado en los centros y que redunda en una peor calidad educativa para los alumnos.

Si a todo lo anterior le añadimos que la plantilla de docentes en nuestro país está muy envejecida, casi el 40% del profesorado tiene más de 50 años, la conclusión es que las cifras de interinidad aun van a aumentar mucho más en los próximos años, con los problemas citados anteriormente.

A este panorama hay que añadirle otro elemento negativo más y es que, ante la inseguridad jurídica derivada de la falta de presupuestos, algunas Comunidades Autónomas como Castilla La Mancha, Extremadura o Castilla y León han anunciado que desisten de convocar oposiciones y otras como la Comunidad Valenciana ya había dicho que no las iba a convocar, esto lleva a un “efecto llamada” en las pocas Comunidades que sí pretenden convocar oposiciones y donde, para un número reducido de plazas, se presentará un elevado número de opositores. De este modo aún se reduce más la probabilidad de los opositores de obtener una plaza docente.

Desde CSIF Educación en Madrid se ha registrado, con fecha 28 de febrero, en el Congreso de los Diputados un escrito dirigido a todos los grupos parlamentarios trasladando esta preocupación y solicitando se impulse la oferta de empleo a través del Parlamento mediante un decreto urgente.

Y, así mismo, trasladamos al Consejero, Sr Ruiz, esta preocupación e indignación y exigimos la convocatoria inmediata de las oposiciones para este año, con la diligencia adecuada para que se puedan cumplir los plazos normalmente, y para que los opositores se puedan tranquilizar y dedicar sus esfuerzos a preparar los exámenes con el sosiego y la serenidad necesaria para obtener unos buenos resultados.

CSIF reprocha la utilización política de la Educación, así como la falta de voluntad para solucionar sus problemas y exige a todos los grupos políticos un acuerdo urgente para que se desbloquee la convocatoria de oposiciones lo antes posible. Y, por supuesto, se convoquen las oposiciones correspondientes al año actual y se oferten, al menos, las 187 plazas pactadas inicialmente.