GRACIAS HÉCTOR POR TU ACTITUD
Desde CSIF te agradecemos la nueva oportunidad de vida digna y respetuosa que has ofrecido a Fénix
09 de Mayo de 2018

El pasado 28 de abril, mientras realizaba el servicio de patrulla, Héctor recibió una llamada desde el Centro de Coordinación de la Policial Local, en la que se encontraba, al parecer, un perro en malas condiciones en una zona de la capital cántabra. Allí se encontraba Fénix nombre que este Policía Local de Santander le otorgaría días después en referencia al popular ave egipcio -el Fénix se desvanece para renacer con toda su gloria-. Se encontraba abandonado, desnutrido, con garrapatas y por si fuera poco, repleto de mordiscos, uno de amplias dimensiones que le ocupaba gran parte del cuello, “¡le faltaba un trozo de carne!”. Estaba claro, lo habían utilizado de “sparring” con otros perros.

Como figura en el escrito que redactó a los compañeros de la Policía Local, Héctor manifiesta “desde el primer momento en que lo cogí en brazos y me miró pidiendo ayuda supe que iba a adoptarlo”, y así fue.

Unos 800 euros suponían las curas veterinarias, desparasitación interna y externa, medicación, preoperatorio y posterior cirugía reconstructiva del cuello que pudo costear gracias a la ayuda y donaciones que obtuvo tras la redacción del mensaje, “muchos poquitos hacen un muchito”.

Desde CSIF queremos aplaudir tu generosa iniciativa al darle un hogar, una nueva oportunidad de vida digna y respetuosa e incluirlo como un miembro más de tu familia. Actos como este son de admiración, ¡gracias Héctor!, no tenemos duda que Fénix ahora estará protegido y cuidado.

Otra acción a reconocer, la de Cristóbal, también compañero del mismo Cuerpo, que acudió al auxilio de seis cachorros que estaban en el interior de una caja abandonados a su merced en la vía pública, rescatándolos y adoptando a uno de ellos.

Deciros también que no podemos permanecer impasibles ante el maltrato animal. Si eres testigo de cualquier tipo de abandono o maltrato animal, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad están para ayudarte, ¡denuncia! En general son denunciables actos como el abandono de animales, no tenerlos en buenas condiciones de salud e higiénicas así como una mala alimentación, las agresiones y la venta callejera no autorizada. Todas estas actuaciones entre otras, pueden ser consideradas delito.