CSIF solicita cambios en la propuesta de Plan de formación que para 2019 presenta la Dirección General de Justicia de Cantabria
En la reunión de la mesa técnica de formación celebrada ayer, CSIF ha planteado la necesidad de incorporar un enfoque práctico a los cursos de formación sobre materia jurídico procesal. Sin desdeñar el valor de la teoría, lo que realmente se debe abordar en esos cursos es la aplicación práctica dentro del programa de gestión Vereda. Ese es el valor añadido de la formación que aporta un salto de calidad en la prestación del servicio al ser un apoyo a la tarea diaria de los funcionarios de Justicia.
17 de Octubre de 2018

Una vez más, CSIF ha solicitado la retirada de los límites de asistencia establecidos fijando las necesidades del servicio como única razón de ser que impida la formación. En este sentido, CSIF ha solicitado que los redondeos para fijar en número el 30% de la plantilla que puede asistir al mismo curso sea al alza y no a la baja como se plantea en la oferta de la Administración.

Asimismo, CSIF ha exigido que la garantía de cobertura de la plaza en el caso de que sólo haya un funcionario de un Cuerpo en el Juzgado no se haga recaer en ese funcionario, sino que se garantice por la Administración, en último término, con el nombramiento de interino.

Por otro lado, CSIF ha vuelto a exigir que se retribuya por igual a todos los profesores del plan de formación. La diferencia retributiva entre quienes ya pertenecen a la Administración de Cantabria y los que vienen “de fuera” (35 euros y 72 euros por hora respectivamente) se estableció dentro de los recortes impuestos con la excusa de la crisis y, si este Gobierno no los retira se estará convirtiendo en cómplice de estos recortes. Para CSIF si el mercado establece esos 72 euros la hora, establecer una diferencia de trato a los propios empleados públicos de Cantabria vulnera directamente el principio de “igual trabajo, igual salario” establecido en nuestro ordenamiento jurídico nacional y europeo.

En cuanto a los cursos a impartir dentro del plan, la Dirección General aboga por la continuidad respecto de las ediciones del año pasado con pequeñas variaciones como es la supresión de ediciones de Vereda que quedarán en dos. Se pretende atender a las necesidades formativas en relación con cambios normativos como las subastas electrónicas, lanzamientos o ejecución del plan de formación contra la violencia de género.

En relación con este último, CSIF coincide en la necesidad de abordar esta cuestión de una manera interdisciplinar y con presencia de personal de diferentes administraciones. ha exigido que estos cursos se financien con las partidas que Cantabria va a recibir dentro de este plan estatal para no afectar a la programación del resto de cursos.

CSIF por su parte, ha presentado propuestas para nuevos cursos en la línea de las propuestas sobre Minfulness e Inteligencia emocional que se impartieron con gran éxito en el Plan de 2018 y que se mantienen para este próximo plan de formación. En este sentido, CSIF ha propuesto un curso sobre Gestión eficaz del tiempo en la Administración de Justicia (sistema GTD), Introducción a la victimología: ¿qué sabemos de las víctimas de delitos para poder ayudarlas?, Atención al ciudadano: resolución de conflictos, Trabajo en equipo: de la oficina judicial a la oficina colaborativa.

El próximo 9 de noviembre está prevista una nueva reunión sobre esta materia.