El Consejo reforzará el Juzgado de Acayro con un juez
22 de Mayo de 2015

Os dejamos enlace a esta noticia que ha provocado la remisión de una nota de prensa de CSIF y un escrito a la Dirección General para matizar esta necesidad de refuerzo y exigir que se extienda a todos los Cuerpos y no sólo al de Gestión que es la petición del CGPJ.

Para CSIF esta decisión es sorprendente cuando al Juez le acaban de dar un traslado a un Juzgado de lo contencioso de Santander que se verificará en menos de un mes y responde a un problema de exceso de carga de trabajo sino a facilitar que el Juez termine la instrucción de los asuntos pendientes desde hace varios años, del Ayuntamiento castreño antes de irse a otro destino.

La situación, penosa, del Juzgado nº 2 de Castro Urdiales no es una cosa nueva, viene de lejos y está muy relacionada con la presión y el incremento de la carga de trabajo de los asuntos que lleva el Juzgado en relación con el Ayuntamiento de Castro. CSIF ha denunciado la sobrecarga de trabajo y exceso de presión en este Juzgado y los problemas de salud laboral y bajas que se producen por esta causa sin que ni el CGPJ ni la Consejería de Justicia hayan adoptado medida alguna. Por este motivo, aunque hubiera sido mejor haber puesto los medios antes, hemos exigido a la Dirección General de Justicia que los refuerzos afecten a los tres cuerpos y no sólo al de Gestión.

Así, hemos solicitado que se nombre un funcionario de cada cuerpo y que, luego se consoliden en plantilla para formar parte del decanato de esta sede judicial a través de un servicio de apoyo que libere de la tarea de Registro al personal de cada Juzgado. Asimismo, hemos solicitado a la Sala de Gobierno que apoye esta petición ante la Dirección General de Justicia.

Por otro lado, CSIF ha vuelto a denunciar la doble vara de medir del CGPJ que echó la culpa a los funcionarios del atasco del Juzgado (hay que tenerlos cuadrados) y la inacción de la Consejería de Justicia ante el grave problema del Juzgado de lo mercantil que vive sumergido literalmente en papel ante la falta de espacio para archivo (un mal que aqueja también a otros órganos judiciales) y la falta de personal.

En este sentido, CSIF ya solicitó en su momento que los puestos de trabajo que se eliminaron con el cierre del Juzgado de preferentes fueran llevados al Juzgado de lo mercantil que, recordemos tiene un refuerzo de Juez desde hace más de un año y para el que el CGPJ solicitó un secretario de refuerzo. Esta medida supondría un primer paso hacia la creación de un segundo juzgado de lo mercantil en Cantabria y permitiría desatascar los millones de euros y los problemas personales y laborales que están detrás de los expedientes de concursos de acreedores. Pues bien, de esa propuesta nada y el Juzgado de lo mercantil sigue hundiéndose a pesar del esfuerzo de su personal.

Ahora que estamos en tiempos de promesas sobre la mejora de todos los servicios públicos, y de la Justicia en particular, no vendrían mal unos cuantos hechos.

Ver Galería