ACOSO, PRESIÓN, AMENAZAS Y DESPIDOS: ASÍ FUNCIONA FUNERARIA LA PAZ ARIDANE
Los trabajadores de la empresa fúnebre palmera Funeraria La Paz Aridane solicitan por medio de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ayuda urgente por parte del pueblo palmero y de sus instituciones políticas para dejar de ser esclavos de unos negreros que desde hace más de 30 años son dueños de una de las empresas con mayor presencia en la práctica totalidad de la isla de La Palma.
29 de Abril de 2019

ACOSO, PRESIÓN, AMENAZAS Y DESPIDOS: ASÍ FUNCIONA FUNERARIA LA PAZ ARIDANE

Los trabajadores de la empresa fúnebre palmera Funeraria La Paz Aridane solicitan por medio de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ayuda urgente por parte del pueblo palmero y de sus instituciones políticas para dejar de ser esclavos de unos negreros que desde hace más de 30 años son dueños de una de las empresas con mayor presencia en la práctica totalidad de la isla de La Palma.

——————————————————————————————————

Fue en el año 2018 cuando por primera vez en la historia de la empresa palmera Funeraria La Paz Aridane hubieron unas elecciones sindicales, lo que abocó a que la empresa tuviera a un representante de los trabajadores, quién salió electo tras unas elecciones que supusieron el despido de algunos trabajadores por no haber votado al sindicato que propuso la empresa, UGT. Y aquí comenzó una verdadera gestión basada en el terror.

Desde que el CSIF ha tomado el mando en las negociaciones con los representantes de la empresa, no han parado de acontecer sucesos escalofriantes que atentan contra los derechos laborales más básicos (horarios de hasta 72 horas consecutivas de trabajo initerrumpido, pernoctas infinitas en los centros de trabajo, denuncias ante Inspección de Trabajo, acosos a la mayoría de trabajadores, represalias empresariales por reunirse con los abogados del sindicato, despidos por la condición sindical del trabajador, amenazas constantes de futuros despidos masivos, y un largo etcétera).

La empresa siempre ha negado que la presencia del sindicato haya cambiado su gestión, mandando a la vez señalas claras a todos aquellos afiliados de que “los derechos los marca la empresa y no las leyes”, que no les supone ningún esfuerzo despedir a los “sindicalistas de la plantilla”. Y los trabajadores son conscientes de ello, de que existe dicha posibilidad de quedarse sin trabajo, viéndose inmersos en un desierto demasiado duro para una plantilla cansada de luchar en desventaja. Pero los mismos son conscientes de que, ya habiendo renunciado a sus vidas, no van a renunciar también a sus derechos.

Con esos mimbres, los trabajadores ya desesperados ante la inactividad de Inspección de Trabajo y de los gestores de la propia empresa, solicitan ayuda a las instituciones palmeras, a todos los ciudadanos de la isla de La Palma. No aguantan más con esta situación, no pueden más ya con sus vidas.

“Lo que más nos asustaba en un principio era poder denunciar la historia de un sector tan desconocido, pero no nos ha quedado más remedio que denunciar lo que es una verdadera gestión basada en el terror. Queremos denunciar la situación, queremos recobrar nuestras vidas. Desde siempre Funeraria La Paz ha banalización el sufrimiento de los trabajadores, una forma de banalización del mal. La culpa de que la empresa no facture más y más nos la achacan a nosotros como trabajadores, por empezar desde que estamos sindicados a protestar el trabajar semanas enteras sin descanso. Uno de los dueños repite siempre que piensa acabar “con esta moda de los sindicatos”. Hacen creer al pueblo palmero que son una empresa idílica que está siempre disponible cuando más lo necesitan, pero detrás del sufrimiento de esas familias, está nuestro sufrimiento por nuestra grave situación”, opina uno de los empleados que no quiere dar su nombre para no verse despedido por la empresa.

Desde los servicios jurídicos del sindicato CSIF se sigue priorizando para que dichos trabajadores puedan obtener los derechos reconocidos por la actual legislación existente en materia laboral, pero entendiendo que el foco debe de dejar de estar centrado en los propios trabajadores, pasando a estar enfocado entorno al pueblo y las instituciones palmeras.