Paradores y Loterías: las grandes damnificadas por la crisis del COVID-19 entre las empresas públicas
Justo hoy, dos meses después de aprobado el Estado de Alarma, ambas empresas cerraron el negocio y aún continúan igual.
14 de Mayo de 2020

El 15 de marzo se suspendió la venta de todos los juegos de Loterías (Primitiva, Bonoloto, Euromillón...) Ese mismo día otra empresa pública como Paradores cerraba sus establecimientos. Justo hoy, dos meses después de aprobar el Estado de Alarma, ambas empresas continúan igual. SELAE (Sociedad Estatal de Loterias y Apuestas del Estado) prepara el plan para abrir los sorteos de la Primitiva y Euromillones a partir de la próxima semana pero Paradores aún desconoce cuando volverá a reabrir sus puertas a los clientes en sus más de 90 establecimientos pendientes de la desescalada. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que Paradores y Loterías han sido las grandes damnificadas por la crisis del COVID-19 entre las empresas públicas. Su actividad se restringió totalmente lo que en el caso de las 4.100 administraciones de Loterías y 6.800 puntos de venta mixtos, que están en la calle, ha provocado ERTES ante la imposibilidad de la venta. CSIF señala que el resto de empresas públicas han capeado el temporal con servicios mínimos como Renfe, Correos, Aena, Tragsa, Isdefe, Puertos del Estado o Navantia o con el teletrabajo en sus servicios centrales lo que ha contribuido a minimizar los impactos de la crisis del COVID-19 en las empresas públicas. Precisamente, CSIF reivindica el valor del teletrabajo durante esta pandemia en las empresas públicas en la que los empleados del ICO (Instituto de Crédito Oficial) han gestionado, desde sus propias casas, todos los avales para los créditos que el Banco del Estado ha concedido hasta ahora a pymes y autónomos para paliar la crisis.