Los liberados de CSIF en Paradores, que también son mileuristas, piden al presidente que les aplique el mismo ajuste salarial que a la plantilla
# En una carta al presidente y a la Dirección de RRHH, los liberados se solidarizan con una plantilla que en muchos casos no llegará ni al salario mínimo

# Los descuentos serán como mínimo del 23,5% y pueden llegar hasta el 50% dependiendo de la prima de producción establecida en cada Parador

# Tras agotar los días de exceso de jornada de 2019 y el permiso retribuido recuperable, que aprobó el Gobierno, la plantilla afronta esta situación desde el 12 de abril
16 de Abril de 2020

Los delegados liberados de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Paradores han solicitado en una carta al presidente, Óscar López, y a la Dirección de RRHH que se les aplique en sus nóminas la misma reducción salarial que al resto de empleados de la empresa pública. Una reducción ​que arracó el 12 de abril, que durará hasta que los establecimientos de Paradores puedan reanudar la actividad y que, como mínimo, será del 23,5% pudiendo llegar hasta el 50 al suprimir la prima de producción que está establecida en cada Parador.

Los liberados de CSIF han solicitado que desean tener "las mismas condiciones que el resto de la plantilla que está confinada en sus domicilios desde el inicio de la crisis sanitaria del COVID-19". Ante unos descuentos tan exigentes, que no se han podido evitar y que en algunos casos llegarán al 50% del sueldo, dependiendo de la prima de producción que exista en cada Parador, los liberados de CSIF se solidarizan con el resto de la plantilla de Paradores llena de mileuristas, que se quedan al límite de la supervivencia económica con sueldos que no alcanzarán ni el salario mínimo.
Los liberados de CSIF, en algunos casos con más de 25 años de antigüedad en Paradores, también son mileuristas y no aceptan medidas demagógicas como las de la cúpula de Paradores, que también se reducirá el sueldo. La diferencia es que sólo el sueldo del presidente ya es de 183.500€. En la carta enviada al presidente, los liberados de CSIF han solicitado que el dinero que les descuenten en sus nóminas vaya destinado a la compra de EPIs (Equipos de Protección Individual) para salvaguardar la seguridad de los empleados cuando se reanude la actividad que por ahora no tiene fecha en Paradores.