PROPUESTAS DE CSIF EDUCACIÓN CANARIAS PARA LA DESESCALADA EN EL SECTOR DE EDUCACIÓN
14 de Mayo de 2020

En la reunión de la Mesa Sectorial de Educación celebrada el pasado 11 de mayo de 2020, la Consejería de Educación presentó el borrador de regreso a la actividad en los centros docentes de Canarias. En dicho reunión, la administración solicitó la participación en la negociación de las organizaciones sindicales.

Antes de nada, nos gustaría comentar una serie de cuestiones.

En primer lugar, CSIF se alegra de la actitud y buena voluntad de la administración ante la situación difícil y complicada que viven los docentes en sus centros de trabajo y es fundamental planificar las actuaciones y establecer una serie de medidas que minimicen el riesgo de contagio para ellos y sus alumnos. Es este objetivo el que nos llevó a solicitar desde abril la Convocatorias de las Mesas de negociación y de los comités de seguridad y salud, siempre con la idea de anticiparnos a las posibles complicaciones derivadas de la pandemia y al mismo tiempo comenzar a planificar la posible vuelta a las aulas. Desgraciadamente, la Mesa Sectorial la convocó la administración Educación por la solicitud urgente de convocatoria realizada por las organizaciones sindicales, en virtud de la norma que regulan dichas mesas de negociación. Aún quedan pendiente la constitución y convocatoria de los comités de Seguridad y salud por lo que entendemos que se pretende realizar una desescalada sin aplicar la normativa sobre prevención de riesgos laborales en el ámbito de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias.

En segundo lugar, queremos recordar que la función de los colegios e institutos, es educativa, no asistencial (como parece transmitir la propuesta de vuelta a las aulas para recibir clases de refuerzo y para los menores de seis años cuyos padres no puedan teletrabajar). Algunas de las medidas que posteriormente vamos a mencionar son muy difíciles de aplicar con ciertos grupos de alumnos, por ejemplo, los alumnos de infantil, CEE. Se debe anteponer la seguridad de la salud pública a cualquier otra consideración por lo que debe justificarse claramente el retorno a las aulas. No entendemos que después del gran esfuerzo y trabajo que han realizado tanto los docentes como la propia consejería ahora se quiera volver a las aulas para, tal vez, tirar por tierra el principal objetivo de esta media que era evitar la propagación del virus. No hay mejor medida de prevención que el teletrabajo y además lo docentes lo están realizando con gran éxito. Por todo esto estamos en contra de la reapertura de los centros educativos en mayo y en junio, pues no se han tomado las medidas necesarias, y visto lo visto, después de dos meses de suspensión de clase nos resulta muy preocupante. Consideramos que es preferible hacerlo en septiembre una vez que el riesgo sea menor y se haya planificado con tranquilidad la vuelta a los centros.

Por ello, exigimos comenzar, lo antes posible, a planificar el curso 2020-2021 desarrollando un Plan de Refuerzo Educativo que pueda dar respuesta a esta nueva situación a la que nos enfrentamos. En el mismo tendremos que analizar las nuevas necesidades del alumnado y profesorado y negociar lo que esto supone en cuanto a ratios, apoyos y desdobles. No puede darse el mensaje de que serán los docentes (equipos directivos), una vez más, quienes tendrán que acometer esa reconstrucción sin más apoyos que su trabajo, que sigue aumentando sin contraprestación alguna. Debemos dejar de improvisar.

Si finalmente, a pesar de los argumentos expuestos, la administración decide reabrir los centros en este mes de junio desde CSIF exigimos y estaremos vigilantes, que sea con la mayor de las garantías para los docentes y alumnos, por lo que proponemos una serie de medidas para minimizar los riesgos de dicha vuelta a las aulas tal y como9 se nos pidió en la mesa sectorial:

  1. MEDIDAS PREVENTIVAS ORIENTADAS A LA PROTECCION DE LA SALUD DE LOS DOCENTES.

    • Deberán reforzarse las plantillas de los servicios de prevención para atender con garantías las medidas preventivas que se propongan desde los distintos Comités de Seguridad y Salud.

    • Realización de test masivos, toma de temperatura a la comunidad educativa.

    • Exclusión de acudir a los centros del personal de riesgo (mayores de 55 años, enfermos crónicos, embarazadas o situaciones excepcionales).

    • Desdobles para que el grupo principal tenga un máximo de 12 alumnos/as por aula, esto se debe aplicar en todos los niveles que se incorporen, e incluso un menor número de niños en Educación Infantil y en los CEE.

    • Profesores de apoyo para estos desdobles.

  2. MEDIDAS PREVENTIVAS EN LOS CENTROS DOCENTES.

    • Desinfección completa de los centros antes de las jornadas lectivas.

    • Entradas y salidas escalonadas y/o por turnos cada 5-10 minutos.

    • Separación mínima de 2 metros entre los docentes y/o alumnado, en todas las dependencias de los centros.

    • Para que pueda mantenerse una distancia de 2 metros entre personas, se deberá calcular el aforo máximo permitido en cada una de las estancias/salas del centro de trabajo, teniendo en cuenta las dimensiones de cada una de ellas, la ubicación y dimensión del mobiliario, equipos de trabajo, etc. Y la distribución y dimensiones de los puestos de trabajo. Esto deberá aplicarse, también, a las áreas de uso común (entrada/salida, vestuarios, aseos, comedores, pasillos, etc.) y a aquellas circunstancias en que sea necesario que personas ajenas a la organización accedan a las instalaciones de la misma (por ejemplo: para el suministro de materias primas, reparación de averías, etc.).

    • Colocar carteles informativos recordando la distancia de seguridad, la necesidad del lavado de manos a la entrada y salida del centro y el uso de mascarillas quirúrgicas para evitar transmitir la enfermedad.

    • Señalización de itinerarios de desplazamiento (y si es posible unidireccionales) dentro del Centro para prevenir riesgos.

    • Reforzar la ventilación adecuada del local. Los sistemas de ventilación deben tener un mantenimiento exhaustivo, con cambios frecuentes de filtros y control de la renovación del aire (en junio puede hacer mucho calor, aquellos despachos y salas de profesores que dispongan de equipos de aire acondicionados pueden ser focos de contagios).

  3. MEDIDAS DE SEGURIDAD RELACIONADAS CON LA PROTECCIÓN INDIVIDUAL Y LA HIGIENE.

    • Dispensadores de gel hidroalcohólico y del resto de material de protección (guantes y mascarillas) en lugares estratégicos del centro. - Mascarillas filtrantes homologadas obligatorias para docentes y alumnado, como una obligación de la Administración Educativa. El uso de mascarilla deberá ir siempre asociado al seguimiento estricto de las medidas generales de higiene. - Utilización de guantes de uso dual.

    • Equipos de protección individual para aquellos profesionales que tienen que atender de manera directa a alumnos. Sobre todo, en Centros de educación especial: enfermeros, terapeutas, cuidadores, etc. y en Escuelas Infantiles que atienden al primer ciclo de Educación Infantil (0 a 3 años) por la limitación de mantener la distancia de seguridad para todo el personal laboral no docente: Técnicos en Educación Infantil, Camareros/as Limpiadores, Ordenanzas, personal de Gestión, Cocineros, Ayudantes de Cocina, etc… En ambos tipos de centros por las características de los alumnos, no va a ser efectiva la utilización de mascarillas por parte de los mismos, es por lo que se precisan medidas de prevención más específicas para estos profesionales. - Proporcionar toallitas y productos desinfectantes para limpiar mesas de trabajo, carpetas plásticas de trabajo donde se depositan documentos, teléfonos (incluidos los móviles personales), pantallas y teclados.

    • Dotar a los centros de trabajo de recipientes homologados para la retirada segura del material de protección usado que deberán colocarse en lugares accesibles para todo el personal. - Establecer protocolos de gestión de residuos, ya que los ciudadanos pueden utilizar las papeleras de los centros para depositar guantes y mascarillas usadas y ser un foco de fómites de transmisión del virus.

    • Proporcionar a la comunidad educativa información y formación adecuada para ajustar y retirar tanto mascarillas, uso de guantes, como el adecuado procedimiento de lavado de manos.

    • Ante la dificultad que existe en la actualidad para poder adquirir en el mercado este tipo de material de protección e higiene (equipos de protección, mascarillas, etc.) solicitamos que la compra sea gestionada desde la administración y distribuido posteriormente a los centros docentes, pasar esa responsabilidad a los equipos directivos puede provocar la falta de dicho material en algunos centros ante la imposibilidad de encontrar en el mercado alguno de ellos además de sobrecargar aún más a los equipos directivos, por no hablar del ahorro que supondría realizar una compra centralizada.

    • En los transportes escolares doblar los servicios para mantener las distancias.

CSIF EDUCACIÓN CANARIAS

Ficheros Adjuntos: