SEPE. Grupo de Trabajo de Prevención de Riesgos Psicosociales.
27 de Junio de 2018

NOTA INFORMATIVA GRUPO DE TRABAJO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS PSICOSOCIALES. SEPE. 26/6/2018
Estimados/as compañeros/as:
Hoy hemos sido convocados por la Administración al objeto de poner en marcha la adopción de medidas que permitan paliar o eliminar los riesgos psicosociales que se han detectado, en función de los informes que venimos analizando sobre las provincias que ya han sido evaluadas.
En este sentido, desde CSIF planteamos que el conjunto de actuaciones para llevar a cabo todas las evaluaciones se inició en 2016 y por un periodo de tres años (2016-2018), justificado éste por la problemática inherente a una actuación de estas características para la empresa adjudicataria (Cualtis). Pero si bien las evaluaciones correspondientes al primer año del referido periodo han sido puestas de manifiesto, debatidas en las comisiones provinciales creadas al efecto y concluyendo las medidas correctoras correspondientes, denunciamos que un número muy escaso de aquellas se han puesto en marcha para su aplicación. Por tanto y como no puede ser de otro modo, exigimos que no se demoren más dichas actuaciones al objeto de corregir de inmediato los riesgos identificados.
Por otra parte, evidenciamos que el nivel de participación en el conjunto de las provincias es francamente bajo, donde en un número importante de ellas no se alcanza más que un 30% de aportaciones. Señalamos que se produjo una modificación unilateral en algunos ítems debido a que producían como resultado unos riesgos muy elevados (los más sensibles se correspondían con las áreas de atención al público, los niveles de responsabilidad y las tareas a realizar) incumpliendo el acuerdo al que llegamos en Mesa Delegada.
Como consecuencia de ello, ninguna de las evaluaciones realizadas a lo largo de 2017 tienen validez y se deben repetir conforme a los criterios que se identificaron y acordaron.
Pero entrando en el análisis pormenorizado de los informes recibidos de cada provincia, identificamos que la generalidad aporta una extensa serie de riesgos psicosociales que se repiten de manera insistente e inequívoca en todas ellas, y que como venimos denunciando, ya deberían haber tenido solución. Destacamos algunos de ellos:
*- Conflictos interpersonales, tanto los que se dan en la atención al público como los propios de la relación laboral en el interno de la unidad administrativa (agresiones tanto verbales como físicas).
*- Falta de motivación, debido a las ingentes cargas de trabajo y el nulo reconocimiento por parte de los gestores ante la resolución de aquellas, tanto en lo profesional como lo retributivo.
*- Excesiva permanencia en el mismo puesto de trabajo, habida cuenta de la prohibición en la participación a concursos de puestos de trabajo fuera del ámbito del Organismo.
*- Ante la falta evidente de personal cualificado en las unidades de atención al público, la herramienta de la cita previa (demora) se ha convertido en un elemento de presión constante al objeto de un mayor número de usuarios atendidos, provocando con ello una manifiesta competición entre provincias por el orden en la productividad por objetivos.
*- Las incesantes interrupciones/falta de operatividad de los sistemas informáticos que permiten la gestión y desarrollo del trabajo diario, se manifiesta claramente objeto de frustración por parte del usuario de los mismos.
*- La ubicación del conjunto de los puestos de trabajo se concentra en un reducido número de metros cuadrados, evitando el deseable aislamiento que debería conllevar la resolución de mucha problemática que presentan los usuarios de nuestros servicios.
*- Definición/clarificación de las tareas inherentes a los distintos puestos de trabajo y grupos de adscripción, evitando con ello la sobrecarga de responsabilidad que se exige por la falta de aquella y sin retribución inherente por su desarrollo.
*- Volver a instaurar el puesto de “información” en las unidades de atención al público, a fin de evitar las interrupciones constantes que
se producen en el desarrollo del trabajo del conjunto de esas plantillas.
*- Cobertura inmediata de las bajas de cualquier tipología, así como las ausencias por periodos vacacionales con personal de refuerzo.
*- Desconexión de los centros compartidos con otra Administración, que solo genera una exagerada discriminación retributiva y de manifiesta desigualdad en lo referente a las cargas de trabajo a asumir por cada una.
*- La evidente falta de una eficaz promoción interna, que permita revertir la pirámide organizativa, en la que el grueso de la plantilla continua adscrita a los grupos profesionales más bajos.
*- Diferenciación visual de los distintos espacios ocupados por cada una de las Administraciones que comparten la unidad administrativa.
Ante las conclusiones expuestas por nuestra parte, la Administración se compromete a realizar un resumen comparativo general de los factores evaluados en el conjunto de provincias, así como las medidas preventivas que proponga al objeto de corregir dichos riesgos psicosociales, todo ello antes del 31 de julio. En la primera semana de septiembre se abre el plazo para que presentaremos las alegaciones y propuestas al informe recibido.
Seguiremos informando. Un cordial saludo.
COORDINADORA NACIONAL DE CSIF EN EL SEPE