Estresados, fatigados y colapsados: así están los trabajadores del Servicio de Conciliación Laboral en la provincia de S/C de Tenerife
La plantilla del SEMAC de S/C de Tenerife cada día más saturada de trabajo.
07 de Febrero de 2019

El Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SEMAC) de la Comunidad Autónoma de Canarias, y más concretamente, el de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, ha sobrepasado desde hace meses el borde de su capacidad de asunción de trabajo. En la actualidad la plantilla que compone dicho Servicio se encuentra ante una situación límite por la sobrecarga de trabajo en la que se ve inmersa diariamente, no pudiendo, con los actuales e irrisorios medios materiales y humanos con los que cuenta, dar una respuesta, ni tan siquiera “mínima”, a la profusa cantidad de personas que diariamente se dan cita en la sede ubicada en Ramón y Cajal de la capital chicharrera.

El objetivo del SEMAC es que tanto empresarios como trabajadores, además de sindicatos, de la provincia de Santa Cruz de Tenerife intenten llegar a un acuerdo (avenencia) antes de ir a juicio en todos aquellos asuntos relacionados con temática laboral (despidos, sanciones disciplinarias, reclamaciones de cantidad, clasificación profesional, …). Tal objetivo no es caprichoso, nace por imperativo legal, en concreto de la Ley 36/2011 Reguladora de la Jurisdicción Social, que recoge la obligatoriedad para los litigantes de asistir al acto de conciliación o de mediación, donde en caso de no acudir alguna de las partes al mismo, se le impondrá judicialmente las costas del proceso.

Dicho objetivo es imposible de cumplir actualmente. Ni tan siquiera se está cerca de poder cumplir con el referido objetivo, siendo, y sin dar lugar a ningún tipo de duda, exonerados de toda culpa los exquisitos profesionales que componen la plantilla del SEMAC de la provincia santacrucera. El motivo de no cubrirse las necesidades del ciudadano recae única y exclusivamente sobre el Gobierno de Canarias, la Función Pública, y la propia Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, que no han querido ni han tomado hasta la fecha medidas suficientes para reparar un daño que se está causando directamente al ciudadano (en su condición de trabajador y empresa) y al propio poder judicial. Tal daño se extiende directamente, como es lógico, a todos los profesionales que componen la plantilla del SEMAC de Santa Cruz de Tenerife, los cuales están sufriendo una situación de estrés laboral que no superaría en la vida ninguna valoración psicosocial al respecto, con cada vez mayor número de incapacidades temporales, y con una carga de trabajo que no hace viable que se pueda atender al ciudadano dentro de los márgenes que marca la actual legalidad, incluso, quintuplicando los plazos marcados al efecto.

Son muchos los colectivos que han mostrado su preocupación, cada vez más latente, de lo que está ocurriendo dentro del SEMAC, y sin que por parte de ninguna institución pública antes referida, se haya puesto solución para solventar o al menos disminuir, lo que ya es un problema endémico, y que, repetimos, afecta directamente al ciudadano. Es por ello, que desde el CSIF se ha requerido tanto al Gobierno de Canarias, a la Función Pública del Gobierno de Canarias, como a la Consejería de Trabajo para que tome cuantas medidas sean necesarias, suficientes y urgentes para corregir y erradicar de una vez por todas lo que es un problema de nefastas consecuencias para el ciudadano, y que desvirtúa el sentido del propio SEMAC como organismo de mediación y de conciliación, quebrando con ello de forma inexorable la triple relación entre Ciudadano - Justicia - Poderes Públicos.

Es por todo ello, por lo que desde el CSIF seguiremos tomando cuantas acciones sean precisas para que de una vez por todas se deje de castigar al ciudadano en general y a la plantilla del SEMAC en particular, mostrando una vez más, nuestro total apoyo a la totalidad de las personas que hacen posible que siga funcionando un servicio tan básico para el ciudadano como para el propio sistema judicial como es el del SEMAC.

Ficheros Adjuntos: