Los trastornos musculoesqueléticos (TME), una de las principales causas de baja laboral
20 de Octubre de 2020

CSIF TE INFORMA

Los trastornos musculoesqueléticos (TME), una de las principales causas de baja laboral.

CSIF se suma a la Campaña Europea Trabajos Saludables: relajemos las cargas en la Semana de la Seguridad y Salud en el trabajo.
CSIF por ti contigo por aminorar la carga.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, se suma un año más a la Campaña Europea 2020-2022 “Trabajos saludables: relajemos las cargasde la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA).

Los trastornos musculoesqueléticos (TME) son una de las dolencias de origen laboral más habituales puesto que está presente en todos los tipos de trabajo y sectores (sanitarios, sociosanitarios, administrativos, peones, transportistas, bomberos, policías, profesionales de limpieza, hostelería, construcción etc.).

Estos trastornos afectan a millones de trabajadores en toda Europa y suponen un coste de miles de millones de euros para las empresas y administraciones. Son una de las principales causas de baja laboral y jubilación anticipada en Europa.

Los TME de origen laboral son alteraciones que sufren las estructuras corporales como los músculos, articulaciones, tendones, ligamentos, nervios y huesos, causadas o agravadas fundamentalmente por el trabajo. Afectan principalmente a la espalda, cuello, hombros y extremidades superiores, aunque también pueden afectar a las inferiores.

La mayor parte de los TME son trastornos acumulativos resultantes de una exposición repetida a cargas más o menos pesadas durante un periodo de tiempo prolongado, a movimientos repetitivos, posturas inadecuadas y sedentarismo.

En la Encuesta europea de empresas sobre riesgos nuevos y emergentes (ESENER) de la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (European Agency for Safety and Health at Work, EU-OSHA), que se hizo en 2019 revela que 3 de los 4 factores de riesgo más frecuentes en el ámbito de la seguridad de higiene en el trabajo están relacionados con los TME: movimientos repetitivos de manos y brazos, sedentarismo y elevación o desplazamiento de cargas y personas.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo 6ª EWCS 2015 apunta que los trastornos musculoesqueléticos siguen siendo los problemas más habituales de salud manifestados. Así, las dolencias localizadas en cuello-hombro-brazo-mano se igualan, en frecuencia, a las dolencias de espalda (45% y 46%, respectivamente). Otros síntomas, tales como el cansancio general (45%), la cefalea o la fatiga visual (36%) y la ansiedad (17%) han visto incrementado su impacto, con prevalencias que superan sensiblemente a las de cinco años antes.

En el año 2019 se comunicaron 179.887 accidentes de trabajo en jornada con baja por sobreesfuerzo y 237.554 accidentes de trabajo en jornada con baja por dislocaciones, esguinces y distensiones.

En España según los datos del CEPROSS (Comunicación de Enfermedades Profesionales en la Seguridad Social) publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, el año 2019 se cerró con 23.146 partes comunicados de enfermedad profesional de Grupo 2: Enfermedades profesionales causadas por agentes físicos, lo que ha supuesto un incremento del 16,69% respecto a 2018. Las enfermedades profesionales causadas por agentes físicos suponen el 84,80% del total, ocupando los trastornos musculoesqueléticos el mayor porcentaje dentro de las mismas con el 80%.

Teletrabajo y sedentarismo

La pandemia de COVID19 dentro de las consecuencias negativas que ha incrementado y no tan notable a simple vista es el aumento de los trastornos musculo esqueléticos (TME) provocados por el teletrabajo y el sedentarismo.

En la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el trabajo 2015-2020, se marcó en su objetivo 3ª.3. el diseño e implantación de un plan de acción para la reducción de los trastornos, CSIF considera que vamos con retraso respecto al desarrollo e implantación de dicho plan, puesto que las cifras revelan como los TME siguen en aumento.

CSIF propone una batería de medidas para reducir el riesgo de TME:

  • Evaluación de riesgos valorando la participación de las personas trabajadoras y su experiencia
  • Adaptación de los puestos de trabajo a la persona a través de la ergonomía
  • Vigilancia de la salud específica
  • Campañas de promoción de la Salud en el Trabajo orientada a la prevención de los TME.
  • Promover una mejora organizativa enfatizando la rotación entre tareas y el trabajo en equipo para conseguir una organización más flexible y eficiente del trabajo.
  • Abordar los riesgos de TME y su relación con los factores psicosociales.
  • Formación e información
  • Aplicar medidas técnicas que ayuden a manipular cargas y movilización de personas.
  • Ofrecer una escuela de espalda para los profesionales que proporcionen ejercicios y estiramientos.


Descargar nota de prensa de CSIF pdfminiicon


Canarias, a 20 de octubre de 2020.

CSIF, sector autonómico de Canarias