CSIF denuncia graves carencias en la Policía Local de Ubrique
05 de Mayo de 2011

Falta de vehículos policiales adecuados, ausencia de alcoholímetro, prácticas de tiro inexistentes, depósitos carcelarios insalubres son algunos de los problemas que padecen los agentes

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), junto con el resto de sindicatos con representación en el Ayuntamiento de Ubrique (UGT, CCOO y Siplaf), ha denunciado públicamente las graves deficiencias que registra su Policía Local y que, claramente, repercuten de forma negativa en el servicio que se presta al ciudadano. Al mismo tiempo, el sindicato recrimina la actitud despótica del alcalde de Ubrique por negarse, no sólo a poner una solución a las carencias que se denuncian, sino a reunirse con los representantes sindicales para tratar el asunto.
Concretamente, desde CSIF se incide en la falta de vehículos adecuados para poder llevar a cabo los servicios mínimos que requiere la localidad. De hecho, de los dos coches patrulla que posee la Jefatura, uno de ellos está en el taller esperando a ser reparado desde el mes de marzo, sin que exista orden municipal de que se solucione el problema (sólo han pedido presupuesto).
CSIF también denuncia el hecho de que haya algunos agentes que no pueden portar el arma reglamentaria durante sus servicios de seguridad ciudadana, por tenerlas inutilizadas debido a su antigüedad. Al mismo tiempo, la central sindical recuerda que ya llevan más de dos años sin realizar las prácticas de tiro obligatorias para las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.
Por otra parte, CSIF recuerda que los depósitos carcelarios se encuentran en un estado de insalubridad inaceptable en estas dependencias, mientras que los medios técnicos para la vigilancia de los mismos están defectuosos.
El sindicato también denuncia el desinterés que pone el Gobierno local para la formación de sus agentes de la Policía Local, después de que éstos recibieran un escrito del Ayuntamiento en el que se les comunicaba la imposibilidad de acceder a cursos de formación si repercuten en el cuadrante de turnos o si tienen algún coste económico para la Administración Local.
Por último, desde CSIF y el resto de sindicatos, se recrimina la actitud dictatorial y cobarde del alcalde de Ubrique, el cual ha dicho públicamente que no se va a reunir con los representantes sindicales después de que éstos hicieran una primera denuncia en los medios de comunicación.