CSIF denuncia que el cierre de los colegios de La Línea se deba a un conflicto político entre Administraciones
18 de Marzo de 2011

El sindicato responsabiliza de lo ocurrido a las autoridades educativas y advierte a la Administración de que se tomarán las medidas oportunas para garantizar el derecho fundamental a la educación de los más de 6.000 alumnos afectados

La Central SindicalIndependientey de Funcionarios (CSIF), fuerza mayoritaria en la Enseñanza Pública de la comunidad autónoma, ha denunciado el cariz político que está tomando la clausura de los colegios de Primaria de La Línea mientras no se garantiza la salubridad de las instalaciones.
El presidente de la Unión Provincial de CSIF, Rafael Ruiz, ha insistido en lo lamentable de este asunto, en el que, por el conflicto entre administraciones de diferente signo político, se está vulnerando claramente un derecho fundamental -la educación- que afecta a más de 6.000 menores de edad en todo el municipio, así como al conjunto de los trabajadores desde hace ya varios días, y al mismo tiempo, se perjudique al profesorado y demás trabajadores.
CSIF entiende que son las autoridades educativas las máximas responsables de garantizar y mantener este derecho fundamental. Por eso, la Central Sindical ha advertido a la Administración educativa de que emprenderá las medidas oportunas, a través de los cauces contencioso-administrativos y penales que correspondan, para que restituya la normalidad en los colegios de Primaria de La Línea y las clases se puedan desarrollar con garantías de salubridad e higiene, tanto para el profesorado como el alumnado.
Como señala Rafael Ruiz, “no es lógico que miles de niños se vean sin clase por la falta de capacidad de gestión de los responsables políticos de la Junta para garantizar un derecho fundamental”. “Independientemente del conflicto laboral que se esté viviendo en la plantilla municipal, las autoridades políticas deben saber intervenir de manera apropiada para que no se socaven derechos fundamentales de los ciudadanos”.