La Policía Local de Puerto Real (Cádiz) se queda con un solo coche patrulla, que no cumple ni los requisitos de homologación
24 de Febrero de 2011

CSIF denuncia la dejadez y total abandono al que se somete a la plantilla por parte del Ayuntamiento

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado la desesperada situación que están soportando los trabajadores del colectivo perteneciente a la Policía Local, para poder seguir desempeñando el servicio público que tienen encomendado. Una situación que ya fue denunciada el pasado mes de septiembre, y que, lejos de solucionarse, el problema no ha hecho más que agravarse, debido a que la dirección política de esta Administración ha hecho oídos sordos a las quejas de la plantilla y ha continuado manteniéndola en un lamentable abandono.

El presidente provincial del sector de la Administración Local de CSIF-Cádiz, Jesús Pecero, ha explicado que, como prueba de esta problemática situación, continúa sin cumplirse la entrega de nuevos uniformes de trabajo (ya llevan dos años sin que se les entreguen), teniéndose constancia de que el último presupuesto de uniformidad ha sido rechazado, y observándose ya algunos casos de trabajadores que tienen que estar compartiendo algunas prendas de trabajo como el chaquetón (el último se les entregó hace 10 años). Pecero también demanda que, por seguridad de los agentes, se realicen las prácticas reglamentarias de tiro, las cuales llevan al menos tres años sin realizarse.

Sin embargo, lo más urgente de solucionar es la dotación de nuevos vehículos policiales, ya que actualmente sólo les queda uno, el cual ni siquiera reúne los requisitos obligatorios de homologación como vehículo patrulla. En este punto hay que destacar el llamativo caso de que, por avería, el pasado viernes, los agentes tuvieron que patrullar en un turismo que les prestó temporalmente una conocida empresa de seguridad privada, o como el pasado domingo que tuvieron que acudir corriendo a pie hasta la barriada de las 512 viviendas donde la Policía Nacional les habían requerido apoyo “urgente”. Y de otros materiales de trabajo como emisoras o etilómetros, mejor no hablar.


Asimismo, Jesús Pecero recuerda la significativa reducción de plantilla que ha sufrido la plantilla en los últimos quince años, la cual ha pasado de tener 72 funcionarios policiales a 52, pese al considerable aumento de la población y su parque automovilístico.

Por eso, en vista de la falta de interés del equipo de gobierno local en solucionar los problemas de este colectivo, desde CSIF no se descartan organizar movilizaciones de protesta por la falta de solución de los problemas que sufre el colectivo.