CSIF muestra su satisfacción por la reincorporación de un conserje de un colegio de Jerez, tras pasar por “un calvario judicial de cuatro años”
20 de Abril de 2021
  • La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Jerez lamenta “la prepotencia” del Gobierno local, que lo trasladó sin causa justificada y que ha recurrido cada sentencia que le obligaba a su restitución
  • CSIF ha tenido que solicitar la ejecución de sentencia para que, por fin, el empleado municipal vuelva a su puesto de trabajo original, en el que llevaba 27 años

Jerez de la Fra., 20 de abril de 2021

La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Jerez quiere mostrar su satisfacción por la reincorporación de un conserje en el colegio Luis Vives, quien, tras 27 años en su puesto, fue trasladado por orden del Gobierno local en 2017 a otro puesto sin una causa justificada.

CSIF consideró entonces que se estaba produciendo una maniobra arbitraria, irregular e injusta con un trabajador que “siempre había cumplido escrupulosamente con sus obligaciones”. Por ello, trató de corregir este “desatino” de forma amistosa con el Ayuntamiento, pero viendo que no rectificaban, ni escuchaban al trabajador ni a los representantes sindicales, CSIF llevó el asunto al juzgado. De esta manera, han sido cuatro años “de calvario judicial” que este trabajador municipal ha tenido que sufrir para que se haga justicia.

En el primer juicio, se falló a favor del trabajador, en la Audiencia Provincial, pero el equipo de Gobierno recurrió la sentencia, “con dinero de todos los jerezanos”, ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Años más tarde, después de que el afectado viviera un periplo por diferentes destinos, el alto Tribunal de nuevo falló a favor del denunciante, obligando al Ayuntamiento a restituirlo en su puesto de trabajo original.

Sin embargo, CSIF ha tenido que quemar hasta el último cartucho, pues ha tenido que solicitar al Juzgado la ejecución de la sentencia. Para esta sección sindical es “indignante que este Ayuntamiento no haga caso ni a los Tribunales por las buenas”.

Así, por fin, este trabajador volverá a su puesto de conserje en el colegio Luis Vives, lugar del que nunca debió salir. Sin embargo, esta sección sindical se pregunta ahora si el Ayuntamiento va a resarcir de alguna manera la injusticia que ha sufrido este empleado municipal durante cuatro años.

CSIF subraya que con este tipo de episodios y arbitrariedades, “de los que tenemos una gran lista”, nadie gana nada. Al contrario, “todos perdemos con ellos, pero sobre todos, los ciudadanos, que, con su dinero en impuestos, contribuyen a que el Ayuntamiento “lo malgasten los dirigentes políticos por su incompetencia, su prepotencia, su desprecio a los empleados municipales, y sus caprichos”.