CSIF subraya la importancia de la creación de empleo público para dinamizar la economía
02 de Marzo de 2021
  • La provincia ha perdido 8.162 trabajadores de las administraciones públicas desde 2009

Cádiz, 2 de marzo de 2021

Los datos del paro del mes de febrero en la provincia de Cádiz (con unos 2.000 parados más) siguen mostrando los “efectos devastadores de la pandemia en nuestra economía, tan dependiente del sector servicios, la hostelería y el turismo, máxime cuando la suspensión del Carnaval ha supuesto un varapalo para muchas empresas pequeñas y medianas y autónomos de toda la provincia”. Por ello, el presidente de CSIF Cádiz, Enrique Estévez, vuelve a subrayar la importancia de creación de empleo público que “permita reactivar el consumo y, por tanto, dinamizar la economía de esta provincia”.

“Evidentemente, los servicios públicos necesitan mejorarse, con más personal y más recursos, para ofrecer a la ciudadanía una atención esencial y de calidad, sobre todo en estos tiempos convulsos y tras años de recortes continuados”, señala Estévez, recordando que precisamente mañana se celebra el Día del Empleado Público, que viene a reconocer el esfuerzo diario de aquellas personas que trabajan por los demás y para sostener este sistema democrático y nuestro estado del bienestar. Pero es que, además, CSIF ha defendido siempre que, cuando se crean nuevos puestos de empleo público, se fomenta el consumo en su entorno: como con la adquisición de viviendas o vehículos, aumento del transporte, gasto en comercios y otros sectores que necesitan una reactivación urgente.

Para el responsable provincial del sindicato, las administraciones tienen que esforzarse en fortalecer los servicios públicos y revertir el retroceso que lleva produciéndose desde hace más de diez años. “No es lógico que, tal y como estamos, el empleo público en la provincia se haya reducido en 8.162 trabajadores, desde julio de 2009 hasta julio de 2020 –según los últimos datos del Ministerio de Función Pública”, apunta Estévez.

Si se observan los datos del Boletín del Personal al servicio de las Administraciones Públicas que publica dicho ministerio cada seis meses (el último, con datos de julio del año pasado), la provincia cuenta con 72.340 empleados públicos, mientras que en 2009 había 80.502. De estos, 13.807 pertenecen a las administraciones locales (ayuntamientos, mancomunidades, Diputación, bomberos) y son 2.500 menos que el semestre anterior. La Administración General del Estado también perdió unos 500 trabajadores en dicho semestre, dejando un total de 21.350. Solo se ha incrementado el sector dependiente de la Junta de Andalucía (por Sanidad y Educación mayoritariamente), con 627 trabajadores más, y un total de 37.183.

Por otra parte, CSIF insiste en que es momento de dialogar y consensuar medidas entre todos los agentes políticos, económicos y sociales de la provincia en busca de respuestas y alternativas para la generación de nuevos empleos. “Es más que necesario apostar por la innovación y nuevas industrias que no dependan tanto de las temporadas turísticas, y que aprovechen los valores que tenemos en la provincia: talento, cualificación, patrimonio, etcétera”, ha finalizado Estévez.