CSIF pide el cese del director del centro de salud de Barbate por no cumplir las órdenes para proteger a su plantilla
20 de Enero de 2021
  • Mientras la dirección del Área Sanitaria Bahía de Cádiz-La Janda envía instrucciones a todos los centros de Atención Primaria para surtir de FFP2 a los trabajadores que lo requieren, el centro de Barbate las ignora

Cádiz, 20 de enero de 2021

El sector de Sanidad de CSIF Cádiz pide el cese inmediato del director del centro de salud de Barbate por desoír las instrucciones dadas por la Administración para surtir de mascarillas FFP2 a los profesionales que, según la evaluación de riesgos realizada, la requieren para su labor diaria. En este caso, son los trabajadores de la Unidad de Atención al Ciudadano (UAC) quienes no reciben este material de protección tal y como marcan las órdenes del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

El pasado 1 de diciembre, el Comité sectorial de Seguridad y Salud daba indicaciones claras y concisas en cuanto a las medias de protección que deben tener los profesionales. Así, tras mantener conversaciones con la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales así como con la Dirección de Salud del Distrito Sanitario Bahía de Cádiz-La Janda, este sindicato recibe la confirmación de estas instrucciones han sido enviadas en varias ocasiones a todos y cada uno de los centros de Atención Primaria de este distrito, incluyendo, obviamente, al centro de salud de Barbate.

Sin embargo, los propios trabajadores han transmitido a CSIF su indignación por la falta de mascarillas de este tipo, que habrían de entregarse, al menos una al día a cada profesional. De este modo, CSIF considera que la dirección de este centro, al no acatar las órdenes del SAS, está poniendo en riesgo la salud y seguridad de su personal, en este caso los profesionales de la UAC, a los cuales no se les está dotando de mascarillas FFp2 por indicaciones directas de su director.

CSIF rechaza totalmente este tipo de actuación por parte del responsable de un centro sanitario y considera que “no se debe permitir que actúe con total libertad e impunidad cuando se trata de proteger a los profesionales”.

En caso de que no la Administración sanitaria no solvente inmediatamente esta problemática, CSIF tomará las medidas oportunas para que se depuren responsabilidades. Este sindicato “no va a consentir que esta persona juegue con la salud de los profesionales, mientras estamos en el peor momento de la pandemia para dejarlos expuestos a posibles contagios por Covid-19”.