CSIF condena la presunta persecución a su sección sindical en el Ayuntamiento de Jerez por denunciar irregularidades
01 de Diciembre de 2020
  • El Gobierno local abre un expediente disciplinario a una delegada sindical de CSIF justo después de que el sindicato difundiera públicamente el incumplimiento municipal de la ley de prevención de riesgos laborales
  • El sindicato pone el asunto en manos de su asesoría jurídica para estudiar las medidas legales oportunas a tomar

Jerez de la Fra., 1 diciembre de 2020

El sector de Administración Local de CSIF Cádiz condena públicamente la presunta persecución que el equipo de Gobierno está cometiendo sobre la sección sindical de esta central en el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera. Ayer por la tarde, el Gobierno local abría un expediente disciplinario para iniciar una investigación a una delegada sindical de CSIF, poco tiempo después de que este sindicato difundiera públicamente el incumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales por parte del Ayuntamiento. Para informarle de ello, acudieron directamente a su despacho en las instalaciones municipales el director del área donde trabaja la delegada, el concejal responsable de la misma área, un notario externo, dos notificadores municipales, dos operarios y dos funcionarios. Del mismo modo, se ha abierto expediente a otro trabajador municipal afiliado al sindicato.

Para CSIF, es evidente que con esta maniobra solo pretende amedrentar a los miembros de la sección sindical y, al mismo tiempo, a los representantes legítimos de los trabajadores municipales (tanto en el comité de empresa como en la junta de personal), por el mero hecho de denunciar las constantes irregularidades que detectan en las actuaciones y decisiones (o falta de ellas) de los máximos responsables políticos de la ciudad.

Ante esta situación, CSIF ha puesto estos hechos en conocimiento de su asesoría jurídica y ya está estudiando las medidas legales oportunas que se van a tomar para subsanar este “atropello al sindicato y sus representados”. Y es que CSIF considera que la apertura de expedientes disciplinarios a los trabajadores que defienden los intereses de la plantilla municipal supone un claro ataque a la libertad sindical y a la labor fundamental que los sindicatos realizan, amparada siempre por la Constitución Española.

Finalmente, CSIF advierte que la actitud del Gobierno local en ningún caso va a intimidar a este sindicato, el cual seguirá denunciando cualquier irregularidad que detecte, ya sea públicamente o ante los propios tribunales.